jueves, 25 de diciembre de 2008

“El pasado, el presente y el futuro ”

















Nadie sabía dónde encontrarla...
Su silencio se había prolongado más de lo debido...
El pasado se había arrepentido de haberla dejado...
El presente se arrepentía de no cuidarla cuando pudo...
Culpa, rencor, dolor...
Ella no aparecía...
El pasado y el presente la buscaron
No dejaron lugar sin revisar...
Ella seguía sin aparecer...
El pasado y el presente buscaron respuestas en los recuerdos...
Pero ella se encargó de no dejar ninguno...
El pasado y el presente buscaron al futuro...
Pero el futuro era tan incierto que tampoco pudieron encontrarlo...
El pasado buscó dentro de sí mismo
Y comprendió sus errores...
El presente también buscó en su interior
Y comprendió el porqué de los hechos
Pero ambos, pasado y presente, sabían que era tarde para pedir perdón...
El pasado y el presente comprendieron que
Ella quiso escaparse de ambos...
Para escapar del pasado y del presente
Aceleró el tiempo... llegó al futuro
Tomó el camino más rápido...
El de ahogar al pasado y al presente
que en ella alguna vez vivieron
su cuerpo sin vida
fue encontrado en el fondo del mar...
el pasado y el presentese retiraron... no pudieron llegar a tiempo...

“El juego del amor ”



Un año mas ha pasado por mi vida,
Y todo parece indicarme que nunca voy a poder olvidarte.
Me despierto por las noches con lágrimas en los ojos sin saber qué me sucede.
Me encierro en mi pecera vacía y no pareces existir... pero al salir de mi encierro, todo vuelve... tú vuelves... transformando en imágenes mentales... que se repiten una y otra vez en mi cabeza.
Ya no soporto más esto... pero tampoco voy a hacer algo... porque aunque mi corazón te extrañe y te desee, mi cabeza no te perdona... nunca va perdonarte lo que hiciste... quizás no en esta vida...
No me mires con esa cara, sabes de lo que te hablo... no te hagas el desentendido, ahora las reglas del juego las pongo yo.
No mas compasión, no mas paciencia, no mas dulzura... ya no habrá nada mas de eso para ti...
Mi cabeza se cansó de todo y de todos... pero mi corazón... te sigue esperando... y te llama a gritos... pero esta partida... no la vas a ganar vos... la va a ganar mi cabeza...
¡ DATE POR PERDIDO!
Aunque me cueste una vida olvidarte lo voy a lograr.
Mis pensamientos ya no te pertenecen.
Aunque te extrañe mi corazón guardará silencio.
¡ SHHHHHHHH! Esto es solo un juego... un juego de amor.

“Maravillosa esta noche ”


Los primeros rayos del sol empezaban a asomarse por la ventana... ella... permanecía acostada... con los ojos cerrados... sin querer ver la luz del día... intentando reconstruir el sueño que le había hecho aumentar su temperatura corporal... daba vueltas en su cama... tratando de soñar con él... pero los rayos del sol se introducían en su habitación... quitándole la concentración matutina...
Decide salir de su cama... se prepara un ligero desayuno... busca su disco favorito... y lo escucha...
El sol poco a poco desaparece... un melancólico conjunto de nubes grises cubre por completo el cielo... la lluvia amenaza con aparecer... y el viento congelante no quiere cesar...
Ella... sentada en su sillón... mira por la ventana... disfruta el ruido de la lluvia cuando golpea contra el vidrio... se siente aburrida... y los días grises logran deprimirla un poco...
La lluvia seguía cayendo... los vidrios empañados no dejaban ver con claridad la calle... ella... con sus dedos dibuja siluetas sobre el vidrio empañado...
Los minutos pasaban y el aburrimiento no se alejaba de ella... la música seguía sonando... el ruido de la lluvia acompañaba la melodía... ahora el aburrimiento se convertía en sueño... los ojos cada vez se volvían más pesados... mirando por la ventana... ella se había quedado dormida...
Largas horas de sueño... la separaron de la realidad... acostada sobre el sillón... dejaba que su cuerpo se traslada hacia otra dimensión en donde su mente se separa de su ser... dejándola libre para alcanzar pensamientos abstractos... y pasiones ocultas...
Dormida... su cuerpo comienza a estremecerse... se mueve de manera lenta... como si alguien estuviera acariciando sus puntos débiles... suaves sonidos salen de su boca... producto de la intensidad del sueño
El clima placentero y relajante se ve interrumpido por un sonido... (¡ring!) que quiebra por completo aquel excitante sueño...
Ella abre los ojos... su rostro se ilumina... era el llamado que esperaba... se arregla el cabello... se acomoda la ropa... y atiende el teléfono... su rostro pierde color... la alegría que aparecía marcada en sus facciones... había desaparecido... la conversación finaliza... ella... totalmente pálida... toma entre sus manos el vestido de fiesta que había planchado... y lo tira al piso... desanimado... y con una gran angustia... se acuesta nuevamente sobre el sillón...
La música se repetía una y otra vez... acompañándola en su llanto... la lluvia no dejaba de caer y el viento seguía soplando...
La fiesta había comenzado... ella seguía acostada sobre el sillón... con sus ojos llenos de lágrimas... y su vestido de fiesta arrugado sobre el piso... el teléfono comienza a sonar insistentemente... ella no quería atender... el teléfono seguía sonando... hasta que de un momento a otro... no sonó más...
La fiesta estaría en lo mejor... y ella estaba pasando por su peor momento...
( timbre)... al escuchar el timbre... ella mira con cara de sorpresa hacia la puerta... pero no quiere abrir... (timbre)... (timbre)... la insistencia la hizo cambiar de opinión... sin secarse las lágrimas... se levanta del sillón... se dirige hacia la puerta... y la abre... no era quien esperaba... pero era alguien que la hace sentir bien... su mejor amigo...
él la mira... su cara muestra enojo... le duele verla así... ella baja la mirada... da media vuelta... se deja caer sobre el sillón... él abre el placard... busca su ropa de fiesta... encuentra algo bonito... y se lo da para que se vista... ella dice “no” con la cabeza... él la va a buscar... la hace sentarse... y comienza a sacarle la ropa... ella con su cara totalmente desarmada... ve caer su ropa por encima de su cuerpo... él no puede seguir... le tiemblan las manos... no cree estar haciendo lo correcto... ella nota algo extraño en él... lo detiene... toma la ropa que él le eligió y se va al baño...
Los minutos pasan... él está nervioso... “ ¿ Me veo bien? ”... le dice ella... él lentamente se da vuelta... gotas de sudor recorren su mente... se mueve lentamente... la ve... sus ojos se llenan de lágrimas... ella le sonríe tiernamente... “ Estas maravillosa” le dice él...
Una vez vestida... él la maquilla... peina su largo pelo... se queda mirándola... “ ¿ Te sientes bien? ” le pregunta ella... “ Estoy de maravilla”...
Termina de arreglarla... ella lo abraza... él la mira fascinado... “¿Vamos?” le dice ella... él prepara las llaves del auto... y juntos van a la fiesta...

“ Muelle esperanza ”


Ahí está ella... sentada... serena... contemplando el mar en su totalidad... su rostro refleja una sensación de paz... sus ojos transmiten esperanza... ella sigue allí... esperando que el mar le devuelva el amor que se llevó... el viento sopla... las horas pasan... y a ella parece no importarle... todos los días, a la misma hora... se queda ahí... esperando el regreso de aquel amor... que le prometió volver. Nada le interesa... lo ha dejado todo... por esperarlo, no sale de paseo... no quiere volver a enamorarse... no deja que nadie entre en su corazón... todos dicen que está loca... todos dicen que no puede esperar a un amor que no sabe si volverá... pero ella no los escucha... ella solo le hace caso a su corazón... los días pasan... uno a uno... y ella cada vez siente mas cercano el regreso de su viejo amor...
Sigue ahí... sentada... ajena al mundo... distante... lleva puesto el mismo vestido que tenía el día en el que él se fue...
Todos los días peina su cabello... maquilla sus ojos... perfuma su cuerpo... y espera... en la inmensidad del mar ve barcos... pero ninguno trae a su amor de regreso... ella no pierde las esperanzas... sigue esperando... pasaron varios años... ella ya no era la misma... su cabello desteñido... había perdido su fuerza y su brillo... su rostro... ya no transmitía esa sensación de paz... esa paz... se había transformado en amargura... en dolor... sus ojos ya no transmitían esperanza... se llenaban de lágrimas... cada vez que miraban el mar... pero no se rendía... todos los días... estaba ahí... sentada en el muelle... con su ropa rasgada... a la espera de su amor... cada ocaso que ve... es un día menos en su vida... cada amanecer que presencia... es el comienzo de un día cargado de dolor... y de espera incierta... dicen que el tiempo lo cura todo... pero también dicen que el amor es mas fuerte...
¿Quién nunca esperó por amor?... ¿Quién no espera por amor en este momento?... los años transcurridos... comenzaron a jugarle en contra... su fuerza... empezaba a debilitarse... ya nunca podría ser como antes... y su amor... no volvía... sumergió sus pies en el agua... observó la tranquilidad del mar... pero algo extraño flotaba en el agua... movió sus pies para poder acercar aquel objeto... era botella... una botella de vidrio... cuyo contenido no podía verse... la tomó en sus manos... quitó el corcho... y entendió todo... la botella contenía en su interior una foto de ella... una foto sacada el día de la despedida... y una carta que decía...
“ Mi amor siempre será profundo como la inmensidad del mar”... ella guardó la carta junto con la foto... y volvió a su casa...

“Manteniéndome Real ”



Oscuridad... siniestra oscuridad que me alteraba...
Todo parecía muerto... y ahí estaba yo... manteniéndome real... entre tanto horror...
El día era gris... podía verlo desde mi ventana... el viento que corría era helado... podía sentirlo atravesar mis frazadas... y el silencio era infinito...
Acostada en mi cama... me refugiaba bajo las sábanas, tratando de robarles un poco de calor para entibiar mi cuerpo...
Con mis ojos cerrados... trataba de recordarte, pero no podía recrear tu imagen... mi corazón latía aceleradamente, sintiendo el miedo de que algo malo había pasado...
El frío era tan intenso... que me impedía pensar... sentía miedo... dolor... angustia... tristeza... mi cuerpo experimentaba toda clase de sensaciones y no entendía por qué...
Fuertes sonidos retumbaban en mi cabeza... una canilla que gotea... ruidos de pasos acelerados... agujas de relojes... cada uno de esos ruidos penetraba en mi cabeza como un puñal, haciendo doler todo mi interior...
Dolor... punzante dolor que oprime mi pecho... punzante dolor que no deja pensar en otra cosa que no sea en venganza...
Punzante dolor tramposo y manipulador...
Mi cuerpo está inmóvil... petrificado... como si quisiera imitar a una estatua de yeso... mis ojos llorosos, inundados de ira, titilan como luces intermitentes... laten como si fueran a explotar... mis manos temblorosas cobran vida y me invitan a destrozar todo lo que tocan...
Mi cabeza... perturbada y cansada... no deja de proyectar pensamientos oscuros teñidos de odio y rencor, causados por tu repugnante persona... aquella persona que nunca debió haber vuelto implorando compasión... palabra que nunca perteneció a tu diccionario.
Mi vista comienza a nublarse... ya no puedo ver las cosas con claridad... mi temperatura corporal está disminuyendo... mi corazón cada vez late menos... mi estado es crítico... me estoy muriendo... pero no me iré sin saldar mi deuda...
¡¡¡ Baaaaannggggg !!!
¡¡¡ Ahhhhhhhhhhhh!!!
...............................................................................
Oscuridad... siniestra oscuridad que me alteraba... todo parecía muerto... y ahí estaba yo... manteniéndome real entre tanto horror...

" Ella "


Ella sigue sentada bajo la lluvia, esperando lo que nunca vio llegar... Él sigue con aquella amarillenta hoja vacía, pensando qué escribir... Ella camina... pasea y recuerda esos olores, esos colores que alguna vez le arrancaron una sonrisa Él revisa si su teléfono aún tiene tono, mientras Ella se cambia de ropa frente al espejo... Los dos miran la hora, pero saben que nada ocurrirá... Ellos no se ven, pero saben que el otro existe... Ellos no se hablan, pero saben lo que piensa el otro... Ellos no se miran, pero ven por los ojos del otro... Ella ríe, llora... juega con sus manos... Él abre una vieja caja llena de cartas que nunca entregó... Ella escribe sobre el vidrio empañado... Él escucha viejas canciones tirado en su sillón favorito... Ella vuelve a mirar la hora... apaga la luz... y se va a dormir... Él comienza a escribir su carta... coloca un nombre de mujer y su carta empieza diciendo : " Cierra tus ojos... voy a contarte... algo que nunca... te dije antes... "

" El Despertar "



Abrí mis ojos... desperté en un lugar oscuro... silencioso... uno de esos lugares donde nadie puede escapar... porque ese lugar, nos espera todo el tiempo que haga falta... Desperté confundida... con frío y sin comprender qué pasaba... todo parecía extraño... era como el despertar de un sueño muy profundo... me sentía débil... vacía... con el alma congelada... intentaba levantarme de la tierra... pero una fuerza incontrolable me lo impedía... intentaba levantarme una y otra vez... pero la debilidad de mi cuerpo me impedían mantener el equilibrio y me hacía caer... Miraba a mi alrededor... no encontraba nada con qué sostenerme... sólo había tierra y piedras por todos lados... con mis manos completamente desgarradas casi sin piel, con uñas totalmente podridas y con la poca fuerza que me quedaba comencé a llenar mis bolsillos con piedras... puse una.. otra y otra hasta que ya no quedó mas espacio en ninguno de los dos... lenta y cuidadosamente me levanté de la tierra... tratando de mantener el equilibrio... no tenía fuerza y me sentía mareada poco a poco experimenté lo que era caminar... sentía que hacía mucho tiempo que mis pies no pisaban suelo firme... dando pasos cortos y lentos, comencé a desplazarme por aquel oscuro lugar... Caminaba... caminaba y caminaba... sin poder encontrar a nadie que me ayude... y sin encontrar un lugar a donde ir... agobiada... angustiada y cansada, me acosté sobre un tronco y me dormí... fue inexplicable la cantidad de imágenes que aparecieron a penas cerré los ojos... vi lugares... personas... colores... me vi en una vida anterior... rodeada de gente buena, de gente mala y de alguien que hacía mucho que no veía... De repente todo terminó... desperté con lágrimas en los ojos y con una fuerte presión en el pecho... sentía que debía ir a un lugar... pero una fuerte puntada en mi cabeza me impedía pensar... Traté de dormir otra vez... pero esas imágenes no me dejaban en paz... Me levanté y comencé a caminar sin rumbo fijo... pero con una extraña sensación... caminaba... caminaba... y caminaba, recordando calles... recordando atajos... sintiendo que esta locura estaba llegando demasiado lejos... pero para que todo esto terminara, debía seguir el rumbo que me marcaban esas imágenes... Me dejé llevar por mi mente... y ella misma me llevó a la puerta de una gran casa... una casa que sentí haberla visto antes... pero no la recordaba... Intenté abrir la puerta, pero estaba cerrada... comencé a caminar alrededor de la casa buscando alguna ventana por donde poder entrar... La desesperación me estaba consumiendo... solo veía ventanas cerradas y muchos árboles... me acosté sobre el pasto... miré hacia el cielo... y ahí la vi... una gran ventana abierta en el segundo piso de aquella casa... me acerqué a el árbol más próximo... me subí para poder acercarme a esa ventana... subí... subí y subí hasta que llegué... entré... y caminé por toda la casa, tratando de comprender porque llegué a ese lugar... Era una casa grande... llena de cuadros... llena de fotos... recorrí cada pasillo... todo estaba silencioso... hasta que un llanto rompió la calma... Ese llanto cada vez era más intenso... trataba de seguirlo... pero no podía saber de dónde venía... no lo encontraba... Lo busqué por todos lados, hasta que lo encontré... venía de uno de los cuartos... me acerqué... la puerta estaba entreabierta... y ahí lo vi... era un chico que lloraba desconsolado con la foto de una mujer entre sus manos... ese chico no dejaba de acariciar esa foto, no dejaba de llorarle... Entre sus lágrimas de dolor podía escuchar sus súplicas... no dejaba de hablarle a esa foto pidiéndole que vuelva... algo raro me ocurría... sentía un fuerte dolor en el estómago... me sentía muy mal... me acerqué al espejo... no podía creer lo que veía... el color morado de mi rostro comenzaba a desaparecer... todo mi cuerpo se reconstituía... mis uñas podridas comenzaban a sanar... mi piel desgarrada se regeneraba... dejaba de ser una muerta... para volver a la vida... Cerré mis ojos y recordé todo... esa casa era la de un viejo amor... Con los ojos cerrados y con una emoción inexplicable dentro de mi pecho... sentí una caricia conocida... abrí los ojos y ahí estaba... mi viejo amor... sequé sus lágrimas con mis manos y calme su llanto con un beso... un beso tan profundo como el mar... Pero algo no estaba bien... mi piel se volvía morada... mis uñas se volvían a pudrir... mi sombra desaparecía... estaba muriendo... otra vez Una extraña luz me buscaba... tenía que irme... tenía que volver a mi lugar... a la oscuridad... a la tierra... al silencio... Pero algo impedía mi viaje eterno... porque... aunque estaba muerta... vivía en el corazón de aquel viejo amor que no me olvidaba, que no me dejaba ir... Convertida en una zombi... con lágrimas de dolor... te pedí que me olvides... que me borres de tu corazón... que me dejes de pensar... que rompas los recuerdos... me miraste dolido... pero entendiste que me tenías que dejar ir... me estaba transformando en un monstruo... que nada se parecía a aquella chica que alguna vez quisiste... Con dolor e impotencia rompiste cada foto mía que guardabas... cada objeto que me regalaste... cada carta que me escribiste... borraste todos los recuerdos que nos unían Aquella luz que me buscaba... tomaba la forma de un ángel... un ángel que me guiaría durante mi viaje pero no me iría sin darte las gracias... y sin darte mi despedida... De mi pequeño cuerpo salieron alas... ya podía volar... ya podía irme... sabiendo que ningún recuerdo nos une... solo quedan los momentos compartidos... Mi tiempo terminó... mi ángel me espera... poco a poco voy alejándome... una gran luz me hace desaparecer... una luz potente que cega y te hace dormir... Cuando despiertes... todo habrá sido un sueño... y para cuando despiertes yo estaré descansando, mirándote desde un lugar muy lejano donde alguna vez nos volveremos a encontrar.

“Despertar ”


Había despertado... todo seguía igual... miraba a mí alrededor... todo parecía inmenso... o yo me sentía demasiado pequeña... podía percibir la paz por doquier... esa paz frágil... delicada... como un cristal... que tiende a quebrarse ante la más mínima rajadura... Cuidaba con recelo aquella paz... resguardándola de todo aquello que pudiera quebrarla... dándole toda mi atención para hacer que perdure por sobre la infinidad del tiempo... Me sentía expectante... experimentaba sensaciones nuevas... pero también sentía miedo de que aquel cristal pudiera cortarme las manos... Esa paz me obligaba a tocarla... me obsesionaba con ese brillo... se convertía en un objeto de valor... imposible de no tocar... no pude resistirme y tomé esa paz entre mis manos... ese brillo me encandiló... no podía quitarle mis ojos de encima... era MI paz y no quería que nadie la tocara... En un estado de paranoia, me aferré a esa paz cristalizada con todas mis fuerzas... la apreté tanto que aquel cristal que tanto cuidaba se había roto... Con lágrimas en los ojos lo arrojé al piso... mis manos ensangrentadas goteaban gota tras gota... Aquella paz que tanto cuidaba me había traicionado... me había lastimado de la forma más cruel... y sin merecerlo... Ya nada iba a ser igual... La paz había quedado destruida... Los pedazos dispersos jamás volverían a juntarse.

“Cuando vuelvas ”


Abrí la puerta... deseando escuchar las palabras de siempre... esas palabras cálidas y confortables que hacen que me vaya segura... protegida... esas palabras que me dan fuerzas y me quitan el miedo de que mañana solo sea un número más... o una noticia que pocos recuerden... Abro la puerta... algo no está bien... me siento invisible... minúscula... despreciada... Me despido sin una devolución... y con una puntada en mi costado izquierdo... siento la incertidumbre de no saber qué pasa... Tomo mi abrigo y salgo a enfrentar el exterior... con una sensación de vacío y amargura a la vez... Viajo con la mirada perdida y vidriosa... giro mi cabeza a la izquierda... la serenidad me da una palmada en el hombro... me mira... trata de animarme... pero mi asombro y mi vulnerabilidad lo impiden... tal vez no sea lo mejor del mundo... quizás no sea como me soñaste... pero soy yo... Arropada en un día frío... trato de dormir deseando que todo haya sido un sueño... Siento tu voz y me despierto... Miro a mi izquierda... la serenidad sigue ahí... Vuelvo a cerrar los ojos... sigo escuchando tu voz... Regreso a mi lugar... ansiando que todo haya sido un sueño... Vuelvo buscando esas palabras cálidas... confortables... esas palabras que me dan seguridad... protección... Pero... no hay quien me las de... todo está vacío... Miro a mi izquierda... la serenidad ya no está... Tomo mis cosas... debo irme, aunque mañana sea un número más o una noticia que pocos recuerden... Nunca se sabe que pasará mañana... Por eso hoy te regalo esta canción para cuando vuelvas conmigo...

" Casualidad "


Ahí estaban los dos... encerrados en una habitación... ella... con los ojos llorosos... él firme en su postura... todo llegaba a su fin... nada se podía hacer... el fuego que alguna vez encendió la pasión... se transformaba en cenizas... el fin era inevitable. Ahí estaban los dos... ella dolida... él arrepentido... ella quería arreglar las cosas... él no iba a cambiar de parecer... Un profundo silencio inundaba la habitación... mientras ellos se esquivaban la mirada... Ahí estaban los dos... ella dejando caer sus lágrimas mientras mira por la ventana... él... evitando mostrar su lado sensible mientras golpea la pared con su puño... ella lo mira... él esquiva la mirada... el silencio sigue flotando entre los dos... Él la mira... ella con sus ojos llorosos le pide que recapacite... él retira la mirada... insinuándole que lo perdone por lo que estaba haciendo... el tiempo entre los dos se estaba agotando... silenciosamente, ella toma sus cosas y se dirige a la puerta que da a la calle... él la acompaña... la despedida cada vez está más cerca... él abre la puerta... ella camina hacia la calle... él la toma del brazo... se miran por última vez... él la suelta... la deja libre... la deja irse... Ella camina solitaria... todo había terminado... su mente aun no comprendía porqué... Las calles se hacían eternas... y sus lágrimas no dejaban de rodar por sus mejillas... Insegura, asustada, dolida... una catarata de sentimientos bañaban su mente... ella seguía su camino... sin mirar atrás... algo llamó su atención... flores de papel... atravesaban su camino... su ruta estaba plagada por flores de colores hechas con papel... ella confundida... siguió el misterioso camino... un par de metros después... llegó a una plaza... donde un chico estaba sentado... en un banco... con un anillo de compromiso en una cajita de acrílico... ella, al verlo, se escondió detrás de un árbol... y lo miró... los minutos pasaban... las expectativas de aquel muchacho cada vez eran mas triste... la persona que él esperaba no iba a llegar... Ella decidió salir de su escondite... caminó por los alrededores de la plaza, alejándose poco a poco de aquel muchacho... Se sentó en una hamaca... se quedó pensando en el rumbo que le daría a su vida... tratando de quitar de su cabeza la imagen de aquel chico que había visto en la plaza... Ella comenzó a mecerse en la hamaca... tratando de deshacerce del enojo que tenía en su interior... se meció con tanta fuerza... que cayó al suelo... Una mano... la ayudó a levantarse... sin mirar de quién era... aceptó la ayuda... Cuando quiso agradecer aquel acto bondadoso... lo vio... la persona que lo había ayudado era él... el muchacho que había visto en la plaza... Se miraron... se sonrieron... se tomaron de la mano... y caminaron juntos... Pasaron toda la tarde hablando del pasado de cada uno... se dejaron llevar... la casualidad los unió... los hizo conocerse... El día estaba muriendo... ellos se detuvieron... vieron juntos el atardecer... él sacó la cajita de acrílico que contenía el anillo... la miró a ella... tomó su mano... y le puso el anillo... ella dejó caer una lágrima... pero esta vez su llanto era de felicidad... Se besaron... se tomaron de la mano... y juntos emprendieron un nuevo camino... ¿ Será el destino?...
¿ Será la casualidad?... ellos no lo saben... no lo piensan... disfrutan de esta oportunidad... dejándose llevar...

" Asunto pendiente "


El fantasma todavía estaba allí... buscando algo de valor en aquel cementerio de sentimientos muertos... pasaba toda la noche recorriendo hasta el último rincón de aquel tenebroso lugar a la búsqueda de esos frascos coloridos que guardaban lo que él fantasma quería: recuerdos... esos recuerdos que nadie deseaba conservar... él los recolectaba... los clasificaba según su color... según su intensidad... según su espesor... tenía frascos de todos los colores que uno pudiera imaginar... tenía frascos de colores fuertes... que representaban los malos recuerdos o... Aquellos recuerdos que no queremos recordar... frascos de colores profundos... que representaban los recuerdos pasionales... aquellos recuerdos que nos cuestan borrar de nuestro interior... frascos de colores apagados... o sin color... que representaban los recuerdos reprimidos... aquellos que dejamos abandonados... o pendientes... podría estar horas enumerándolos. El fantasma era atraído por esa diversidad de extraños colores que superaban a cualquier arco iris... permanecía horas enteras mirando cada uno de esos frascos... imaginando las historias que se escondían detrás de cada recuerdo... y los finales que tendrían cada una de esas historias. Nadie entendía el por qué de aquella grandiosa colección... a todos les parecía extraño un fantasma que se dedicara a coleccionar recuerdos en vez de asustar a la gente... pero detrás de aquel solitario y gris fantasma, se escondía un pasado plagado de tristeza y soledad. Aquel fantasma... que alguna vez fue una persona de carne y huesos... buscaba sus recuerdos para poder completar su asunto pendiente... en su vida anterior, hubo un amor que nunca pudo manifestar... un amor que murió en el silencio... un amor que fue callado por una timidez arrazadora... que pasó por encima de él... una timidez que él no pudo controlar... y que era motivo de su soledad... lo fue consumiendo poco a poco... lo alejó del resto de la gente... hizo su vida miserable... solitaria y triste... Lo gobernaba por dentro... manejaba sus pensamientos... sus movimientos... sus palabras... se adueñó de todo su ser... sin que él pudiera defenderse... la timidez se había vuelto su sombra... y lo seguía a donde iba... Los años pasaron... sin amigos... sin compañías más que la timidez y la soledad... sentían pena por él... lo tachaban de raro en cada lugar que iba... se acercaban solo para molestarlo... para escupirlo... para tirarle piedras... todos eran iguales... sólo lograban llenar sus ojos de lágrimas y su corazón de dolor... su vida perdió sentido... trató de quitársela... pero aquella timidez que lo seguía a todos lados... le había quitado el valor... estaba condenado a seguir viviendo... estando muerto por dentro... pasaba sus días y sus noches sentado... observando el mar... deseando que éste cobre vida y lo absorba hacia las profundidades... para nunca más volver... todos sus días eran así... desear desaparecer era lo único en lo que pensaba... sus pensamientos eran teñidos por las más oscuras sombras... pero un día todo cambió. A orillas de aquel eterno mar, que visitaba día tras día, escuchó un grito que lo desconcertó... una joven parecía estar en peligro... desde lo lejos trató de ver si era alguien conocido... trató de acercarse un poco más... vio que no era conocida... sus gritos lo asustaron... lo ponían nervioso... quería ayudarla... pero su timidez lo paralizó... aquella joven emitía gritos de desesperación... había caído al agua... no sabía nadar... se estaba ahogando... la joven lo miró... con lágrimas en los ojos le pedía ayuda... él seguía paralizado... pero algo extraño le ocurrió por dentro... no podía quitar sus ojos de aquella joven... su corazón latía con una velocidad jamás sentida... él se había enamorado... Misteriosa e inexplicablemente, su cuerpo comenzó a moverse... sin poder controlarlo se dirigió hacia aquella joven... para calmar su grito de auxilio... se metió en el agua... la ayudó a salir... sus ojos no podían dejar de mirar a esa muchacha que lo había hipnotizado... Los días seguían pasando... ese amor crecía poco a poco... era un amor que él no podía expresar... su timidez era tan grande que lo había dejado mudo... Él no podía más... su desesperación era insostenible... cada mañana... cada tarde en la que ella se sentaba a su lado hacía salir de él lágrimas incontrolables de dolor y angustia por no poder decirle cuánto la amaba... odiaba a esa timidez que se había adueñado de él... ese amor que no podía expresar... lo llevó a un estado de angustia que lo hacía envejecer... lo mataba lentamente... hasta que una tarde... a orillas del mar... murió en los brazos de aquella muchacha que él había salvado y junto a él murió la timidez que lo había seguido como una sombra... Vuelto a la vida como fantasma... colecciona frascos... en los cuales se guardan los recuerdos... Tiene la esperanza de que en algún frasco encontrará sus recuerdos... y podrá, de esa manera, recordar quién era... y así completar su asunto pendiente... expresarle su amor a aquella chica que salvó a orillas del mar...

“Telepatía ”



Los días pasan y parecen no terminar... las horas se me hacen eternas... cada minuto es una agonía... todavía no me acostumbro a estar sin vos... todas las noches, cuando logro conciliar el sueño, despierto con la esperanza de escucharte decir: “Perdóname”... pero creo que nunca sucederá.
Sé que en tu interior piensas en mí... y juraría que me llamas con la mente... puedo escucharte repetir mi nombre una y otra vez...
No soporto estar así... no tengo mas fuerza... un día de estos me voy a rendir... y te buscaré... tal vez me recibas con un abrazo... o quizás, con un gesto de desaprobación... pero debería arriesgarme... aunque tengo miedo... y dudas... no dudo de lo que siento pero si dudo de tu reacción.
Tal vez... el pensar en vos sea una pérdida de tiempo... pero cómo se lo hago entender al corazón...
Mi corazón debería entender que es un egoísta... es un egoísta porque te dedica demasiado tiempo... es un egoísta... porque te espera con sus puertas abiertas... impidiendo la entrada de cualquier otro individuo... él siempre guarda tu lugar... y no deja que nadie mas lo ocupa... se niega a reemplazarte por otro amor... se niega a querer a otra persona...
A veces coincido con él... porque el dejar las puertas del corazón cerradas impide volver a sufrir... pero otras veces no coincido con él... ya que dejar las puertas del corazón cerradas impiden curar una herida de amor...Escucho sonar el teléfono... voy a atender... puede que escuche tu voz... diciendo “Perdóname ”.

“Paloma ”


Ahí estaba, dormida, distante... disfrutando de su tranquilidad... la paz interior que sentía, la había dejado dormida sobre un colorido bosque... un bosque en donde ningún agente maligno podía ingresar...
Ahí estaba... vestida con ropa carente de color... como solo ella solía usar... ocultando bajo sus prendas a una joven dulce y frágil que conoció el dolor y que siempre busca ocultarse de él
Todo era tranquilo en ese bosque... su perfecto equilibrio, lo convertía en un lugar paradisíaco... alejado de la maldad cotidiana... y de dolorosos recuerdos...
Ella... acostada... relajada, recordaba aquel preciso momento en el cual se dio cuenta de no todo estaba perdido... que todavía había otra oportunidad...
Abrió lentamente sus ojos... no podía creer la sensación de paz que sentía... se había dado cuenta de que todo era real... de que no estaba soñando...
Con los ojos abiertos... caminó por el bosque... se movía insegura... daba pasos cortos... miraba hacia todos lados... tratando de no perderse ningún detalle de aquel hermoso lugar...
Sentía el aroma de las flores... la frescura del viento... la firmeza del pasto... se sentía tan pequeña... en la inmensidad de aquel lugar... que la hacía sentirse insegura...
Su delicados pies se hundían en el pasto a cada paso... su largo cabello se movía... hacia donde el viento quería... sus ojos se descontrolaban... por querer mirarlo todo a la vez... aquel bosque en el que había despertado... tenía todo lo que ella quería...
Seguía caminando... explorando el lugar... y toda esa belleza parecía no terminarse.
Caminaba lentamente... acariciando, con sus frágiles manos cada planta que veía... estaba fascinada con la fragancia que exhalaban las flores... sus colores... sus aromas... la transportaban a una esfera de frescura y libertad... de un momento a otro la intensidad del viento comenzó a aumentar... las hojas de los árboles se movían en forma violenta... en viento soplaba con tanta fuerza que ella no podía mantener sus ojos abiertos... a lo lejos... pudo ver una luz brillante que cegaba sus ojos... ella... sentía miedo... el viento... aquella luz... y el temblor... amenazaban a aquel bosque... no entendía que estaba ocurriendo...
Luchando contra el viento... que parecía empujarla en cada paso que daba... trató de acercarse lo mas que pudo a esa luz brillante... sus ojos no podían mantenerse abiertos... la luz era demasiado potente... cuando estuvo muy cerca de aquella luz... trató de ver más allá de su intenso brillo... había algo... pero no podía distinguir qué era...
Poco a poco el viento comenzó a debilitarse... hasta que cesó por completo... el temblor también se había detenido... el bosque recobraba su tranquilidad... ella... un poco más tranquila... acercó sus manos hacia aquella misteriosa luz... aquello que había visto era un cofre... un cofre en forma de corazón, cerrado... lo tomó en sus manos... buscó la llave... y la encontró en la parte de atrás... decidió abrirlo... y cuando lo hizo su cuerpo cayó al suelo...
Una luz violeta la rodeaba... su cuerpo yacía inmóvil... y sus ojos cerrados... aquella luz violeta la envolvió por completo... y luego desapareció...
Ella quedó ahí... acostada sobre el suelo... poco a poco... su oscura ropa comenzó a volverse blanca... su cuerpo se encogió... y su largo cabello... desapareció...
Abrió sus ojos... se sentía extraña... algo en su cuerpo no estaba bien... no sentía sus manos... no sentía... su cabello... no sentía sus piernas... se levantó como pudo... caminó lentamente hacia el lago más cercano... se asomó... y se reflejó en él... no pudo creer lo que vio... su rostro humano... había desaparecido...
Sus delicadas manos... se habían transformado en alas... sus delgadas piernas... en pequeñas patas... su largo cabello... en piernas...
Su reflejo parecía indicarle que su forma humana había desaparecido... para transformarse en una paloma... una blanca paloma...
Desesperada se movió hacia todos lados... intentó gritar... pero no pudo... no había nadie que pudiera ayudarla... intentó volar... pero... no pudo controlar sus alas...
Sin poder hacer nada se quedó ahí... sobre el suelo triste... y sola...
Un ruido extraño la preocupó... moviéndose lo más rápido que pudo... exploró el lugar... vio una silueta humana... se ocultó, pensando que su vida corría peligro... siguiendo a esa silueta... pudo ver que era un muchacho... un muchacho de mirada tierna y rasgos finos... lo notó inofensivo... y se le acercó... aquel muchacho... la miró... y quedó como hipnotizado... tomó a la paloma en sus manos... la besó... y se la llevó...
La joven, transformada en paloma, comprendió que todavía tenía otra oportunidad... y que esta vez... iba a poder volar.

“ Oscuridad ”



La oscuridad me gobierna,
La tentación, los malos pensamientos...
se adueñan de mi ser,
Intentan confundirme...
¿ Cómo saber si me estoy equivocando?
El ángel y el demonio que hay en mi...
Se disputan por manejarme...
Hacen apuestas... pretenden adivinar mis actos
Me hacen desear lo que no quiero...
Mi interior se oscurece...
Te busco entre la oscuridad...
Tu imagen se ve empañada...
Siento frío en mi corazón...
El calor que sentía a tu lado...
Se está agotando...
La soledad está ocupando tu lugar
¿ Podrás rescatarme de esta oscuridad?
¿ Me encontrarás con vida?
El tiempo acelera...
Cada vez... queda menos...
Intento gritar...
Un nudo en mi garganta
Ahoga mi voz...
Cada vez siento mas frío...
La oscuridad casi no me deja ver...
Mi cuerpo tiembla...
Siento escalofríos...
No escucho ningún ruido...
Silencio... silencio... silencio...

“Un mundo sin ti ”


Una extraña sensación me visita... una sensación tan extraña que no logro reconocer... ¿ Qué es lo que pasa?... ¿ Por qué me siento tan extraña?... tan confundida... tan perdida... es como si todo hubiera perdido su color... su forma... su sentido... la mente confunde... hacer ver cosas que no suceden... nos da inseguridad... nos abre un montón de puertas a lugares que no nos conviene entrar pero que los muestra como la mejor opción... El pequeño mundo había explotado... todos los parches con los que se cubrían las fisuras, las imperfecciones, todo aquello que se quería tapar... habían sobrepasado los límites... lo inevitable golpeaba la puerta... ¿ Quién le iba a abrir?... Todavía no salía del asombro... nada era lo esperado... pero ahí estaba... ¿ Por descuido... por desinterés?... No lo sé... pero había llegado... Me mirabas confundido... sin saber qué decir... No podía hablar... no me lo permitían... pero mis ojos cansados lo decían todo... Movías los labios... pero no podía escucharte... los párpados empezaron a pesarme... los ojos poco a poco se cerraban... seguías moviendo los labios... pero ya no podía verte... todo era oscuro y profundo... como el interior de un túnel... No sentía mi cuerpo... no veía nada... no entendía qué pasaba... desperté de repente... vestida de blanco en aquel en donde te vi por última vez... pero una parte de mí seguía en esa cama... seguías hablándome... pero sabías que no podía responderte... traté de llamarte, pero no podías verme... Los médicos te dijeron que hicieron lo posible... Ya nada tenía que hacer... Sólo imaginar un mundo diferente... imaginar un lugar tranquilo... pacífico... imaginar un lugar sin mi, un lugar sin ti ...

“ Sabemos que es lo mejor ”


Una sensación de vacío inundaba mi alma... aquella vieja herida no dejaba de sangrar y la cura estaba fuera de mi alcance... Confundida miraba las nubes del cielo esperando una señal... una respuesta que me dijera qué estaba haciendo mal... pero estaba sola y las señales habían dejado de existir... Comencé a dudar si este era mi lugar... si este era mi momento... y si mi elección había sido la correcta... No lo sé, luchar contra los estigmas no me había servido de nada... los daños eran muy profundos... y a donde iba ellos estaban... ¿ Se podía soportar tanto dolor? ¿Era justo? Todo parecía una emboscada... ideada por la logística más malévola de la faz de la tierra... una lucha entre el dolor y la alegría que lastimaba más que una muerte violenta... la agonía era lenta y dolorosa... Exigen resistencia... pero la fragilidad lo impide... Te miro... pero el dolor impide ver mas allá de las miradas... Entendemos lo que pasa. Caminamos uno al lado del otro... en silencio... leemos nuestras mentes... no necesitamos hablar... no había alternativa... me suelto de tu mano Sabemos que es lo mejor...

" Muy tarde "


Volviste al mismo lugar pensando que encontrarías lo mismo... volviste con tu bolso, aquel que te acompañó todo el tiempo... llegaste con las manos llenas como si eso te sirviera de algo... Ahí estabas en aquella casa que alguna vez tuvo luz y que hoy sobrevivía entre las sombras... Llegaste nervioso, sudando... con tanto miedo adentro que quedaste paralizado en la entrada... miraste tu bolso, respiraste profundamente y decidiste avanzar con esa misma seguridad que tiempo atrás te jugó una mala pasada... Entraste... buscabas lo olvidado... lo que habías dejado... Recorriste cada rincón de aquella casa... nada habías encontrado. No sabías qué estaba pasando... la dirección era la correcta... la casa era la misma... no había ningún error... Te sentaste a descansar... comenzaste a sentir el vacío de nuevo... ese vacío que te había obligado a volver... ese vacío que te impidió rendirte... Saliste de la casa, caminaste por el patio... viste algo nuevo para vos... algo inesperado... era un camino que llevaba a una puerta casi escondida por unos árboles crecidos por el tiempo... Caminaste nervioso... con un poco de miedo... tocaste la puerta pero nadie contestó... la abriste... entraste... ahí la viste... era ella... estaba a oscuras... de espalda... con el teléfono en la mano... tus ojos se llenaron de lágrimas... tu cuerpo temblaba de emoción... te acercaste a ella lentamente repitiendo su nombre una y otra vez... ella no te respondía y sabías que tenía motivos suficientes, pero eso no te detuvo... seguiste avanzando... tu corazón latía como nunca... sabías que este era el momento... Te acercaste lo más que pudiste y ella seguía de espalda... tocaste su cabello... la tomaste del brazo, la sacaste de esa silla... la obligaste a que te vea... y tu cara se desfiguró por causa de la sorpresa que te llevaste... no pudiste mover tu cuerpo... Te diste cuenta que habías llegado tarde cuando su cabeza convertida simplemente en un cráneo, salió rodando... cayendo al lado de tus pies.

lunes, 22 de diciembre de 2008

“Mundo Utópico ”




Por un momento... todo vuelve a ser igual... las lágrimas vuelven a buscar mis ojos... esa tendencia a la destrucción se apodera de mí... una vez más... esa maldita realidad me escupe en la cara... trato de buscar respuestas... ¿ Pero a quién voy a preguntarle?... todo parece una gran maldición de la que me es imposible escapar... una maldición estratégica... custodiada por una mente siniestra o por la peor de las magias... creí que me había salvado... me equivoqué... en mi película los malos siempre ganan... No hay espacio para mí en ese mundo que alguna vez me prometieron... ese mundo inaccesible... ese mundo tan utópico en donde todos tienen caras felices... en donde nadie te obliga a ser infeliz... Necesito despegarme de este ancla que me aferra a este lugar... cada vez son menos los que quedan... y no quiero seguir siendo una de ellos... Pero aunque quiera escapar... ellos no me dejarán... Si no puedo estar en ese mundo utópico... feliz... tampoco me quedaré en este... Abro mis ojos... despierto en un lugar frío... silencioso... con un extraño y desagradable olor... mis muñecas están vendadas, pero todavía puedo ver la sangre salir de mis venas... mi cuerpo está cubierto de cables... y una máquina con pantalla negra y una delgada línea verde emite un sonido insoportable... Ese maldito ancla me sigue hundiendo en este lugar... mi mundo utópico cada vez está más lejos... Ellos no van a ganar esta vez... Si no puedo estar en ese mundo utópico... ese mundo inaccesible... ese mundo que alguna vez me prometieron... tampoco me quedaré en este... ............... ................. ................ . .

" Le temo al dolor "




Un silencio peligroso pasea en mi interior... un silencio profundo... puntiagudo y filoso como un puñal... un silencio tan profundo que impide escuchar si dentro mío todavía hay vida... No siento nada... ya nada puedo sentir... sólo escucho esa voz dentro de mi cabeza que me pide que lo haga... pero no puedo... me miro en el espejo con el poco reflejo que me queda y no puedo hacerlo... le temo al dolor... Intento liberarme... pero nunca lo consigo... Desearía poder obedecer a esa voz... pero no puedo... le temo al dolor... Trato de no pensar... lo intento... porque no pensar parece ser la clave... mi mente está encerrada... aislada del resto de mi cuerpo... No recuerdo en que momento lo perdí todo... pero se que ya nada puedo perder... Cada vez que sale el sol, el dolor y la desesperación aumentan... y nada puedo hacer para impedirlo... camino permanentemente en un mundo de sombras... siento mi interior putrefacto... esa voz me está enloqueciendo... estoy confundida... le temo al dolor... no puedo hacerlo... Miro a mi alrededor... las paredes se desmoronan... lo que alguna vez tuvo color... hoy ya no lo tiene... todo a mi alrededor da vueltas y no hay quien lo pueda detener... Miro a mi alrededor... no reconozco nada... solo veo siluetas de humo que me persiguen y esa voz me sigue hablando... trata de convenserme ... intenta que me deje llevar... toma forma humana... da vueltas a mi alrededor... apuñala mi cabeza con recuerdos... me hace sentir insignificante, me hace ver que ya nada tiene sentido... Me toma las manos... entrega una tela pesada... hay algo dentro... lo descubro... brilla... es de plata... Aquella voz con forma humana me mira, me sonríe... y yo no tengo alternativa... cedo... ¡¡¡ Bang !!!

domingo, 21 de diciembre de 2008

" Lejania "




Siento lejana la cura de mis heridas...
Siento lejana la felicidad eterna...
Siento tan lejana el despertar de esta pesadilla...
Siento lejana tu eterna compañia...
Plasmo mi dolor sobre el papel...
seco mis lagrimas con los petalos de tus flores que alguna vez me robaron una sonrisa...
y que hoy solo muestran la lejania de un sueño inconcluso...
Si estas aca... porque te siento tan lejano ?
No te escucho... estas tan lejos que palabras se pierden en el aire...
No te veo... tu imagen se desfigura...
Desearia poder creerte, pero mi corazon ya no confia

" Culpa "


Miro a mi alrededor y sigo buscandote...
nada...
Grito tu nombre...pero no escuchas...
siento de nuevo la soledad quiero volar...
pero mis alas estan desgarradas...
Alguien quiere curarme...debo confiar ?
debo sentir culpa ?
Culpa ? que es la culpa ?
Por que deberia sentir culpa?cuando destruiste todo lo que tenia aqui dentro...
elegiste la soledad...
Sin siquiera preguntarme si yo tambien la elegia...
Elegiste la soledad...sin saber lo que yo todavia sentia...

sábado, 20 de diciembre de 2008

" Paz "



Me hieren tus silencios,
me hieren tus palabras...
tu boca me lastima...
me culpa...
me juzga...
me hace sentir el sabor de la soledad...
esa soledad que fabricaste con mentiras y excusas...
Quien piensa en mi ?
tu nombre es un recuerdo lejano,
de una felicidad nefasta que te encargaste de borrar...
de hacer desaparecer...
Me invaden los recuerdos...
las preguntas...
los fantasmas...
esos fantasmas que me visitan y se quedan haciendome compañia...Rescatame !...
Nadie responde...
te pido ayuda...
no me la sabes dar...
Sola me quedo...
con mis fantasmasesperando que algun dia...
despiertes de tanta irrealidad...

viernes, 12 de diciembre de 2008

" Te cambie por la muerte"


Hoy solo me queda la angustia...
el frio...
el dolor...
la soledad...
pero reina la angustia de micrepusculo...
bajando despacio...suave...lentamente...
bajo la sombra del desgraciado olvido...tu olvido...
solo tu olvido...
vivia en ti...
por ti...
en tu memoria...en los recuerdos...
pero ahora ni un recuerdo quedapara mi...
solo me queda el refugio de mis sueños
pero busco en ellos...
y encuentro abandono y agonia...
soledad y hastio...
tristeza y frio...
y busco en mi alma desgarrada...
y no encuentro vida...
solo jirones...solo un vacio inerte silencio...
y mi corazon poco a poco deja de latir...asi mi cuerpo igualara a mi alma...
El tiempo ha pasado...el frio... el silencio...
ha llegado...
todo es silencio...todo es paz...todo es oscuridad...
te cambie por la muerte...y ahora...
solo asco me das.

" La Ira"


En las noches, en mi cuarto puedo sentir la violencia
en mis ojos, en mi rostro en tu maldita imagen
Tu intentas cambiar las cosas
pero mi corazon ya no creeen tus labios, en tus ojos
en tus malditas excusas
Voy a matarte esta noche con mis propias manos
nada podras hacer sentiras la ira
En las noches, en mi cuarto espero por ti
con odio, con dolor con una daga en mis manos
Esta noche, tu moriras porque mi corazon ya no cree
en tus ojos, en tus mentira
sen tus bla bla bla bla
Voy a matarte esta noche con mis propias manos
nada podras hacer tu sentiras mi ira.

" El mar de la soledad "



Nado en el mar de la soledad...
ni mi poesia me logra aliviar...
¿ Qué sucede ?
No tengo las fuerzas para...
romper esa cadena que me une al dolor.
Siento en mi cuerpo, resignacion
veo en mis ojos...las huellas del dolor...
esas mentiras...que transformaste en melodias
desangran mis oidos...
no quiero escuchar mas...
Te digo adios...buscare otro corazon
que sepa dar...lo que no te animaste a dar...
te digo adios...nunca mas me hables de amor
se terminó...tu juego a su fin llegó...
Sola camino en la oscuridad...
sola sin nadie en quien pueda confiar...
esas mentiras...
destruyeron lo que sentía
No quiero escucharte !!
Tu causas mi dolor...

" Mi soledad "


Cuando cierro mis ojos...
veo a mi angel llorar
el color se ha ido de mi rostro
mi corazon esta destrozado.
Por favor, dime porque ?
tu me haces llorar
todo fue un sueño
es tiempo de decir adios...
La rosa se ha muerto en tus manos
tu eres un esclavo de la culpa
no quiero empezar de nuevo
necesito mi soledad...
Abro mis ojos...
el cielo es gris...
nunca vi el sol brillar...
por favor alejate de mi !
Necesito... mi soledad
Necesito... mis miedos
Por favor, no me toques tus manos me enciende...
No me abraces esta noche...porque estoy tratando de olvidar
Es muy tarde para mentirme,
muy tarde... para amarme...
Siento el frio de tus ojos
escucho a mi corazon
espero por nueva oportunidad...vivo... en Soledad...

martes, 9 de diciembre de 2008

La historia de Dahlia Negra




DAHLIA NEGRA, es una banda que comenzó su formación en Noviembre del 2007, con Buffy (quién fue la precursora de todo esto), luego con Dario y Lucas. Después de estar varios meses ensayando sin guitarrista finalmente se unió Cristhian al grupo. Hoy en día DAHLIA NEGRA cuenta con cuatro músicos formados por Buffy en Voz y Teclados, Cristhian en Guitarra, Dario en Bajo y Lucas en Batería y Secuencias.



MySpace:
http://www.myspace.com/thedahlianegra





Contactos :



buffyelotroyo@hotmail.com



alastor_owe@hotmail.com





Fotologs de los integrantes de Dahlia Negra



( Buffy ) www.fotolog.com/dahlianegra



( Lucas ) www.fotolog.com/lucaszulu



( Dario ) www.fotolog.com/alastor_owe



( Cristhian ) www.fotolog.com/mi_mundooscuro