lunes, 1 de febrero de 2016

¿Qué es la risa?



Las preguntas son muchas, las respuestas escasean
¿Qué es la risa?
¿Es un don?, ¿Un regalo?, ¿Una virtud?, ¿Un defecto?, ¿Un bien?, ¿Un mal?
¿Cómo se obtiene la risa?
¿Se regala?, ¿Se hereda?, ¿Nace con nosotros?, ¿Se desarrolla con el crecimiento? O simplemente esta allí, esperando manifestarse, deseando mostrarse al mundo...
¿Todos somos capaces de sonreír?
¿Estamos preparados genéricamente para reírnos?
¿Somos capaces de provocar en otras personas una risa?
¿Podemos frenar la risa?, ¿Es bueno "frenarla"?
¿Y el llanto?
¿Es bueno?, ¿Es malo?, ¿Es justo?
¿Debemos odiar a las personas que nos hacen llorar?, ¿O debemos dar las gracias de que somos humanos, tenemos sentimientos y por eso lloramos?
¿Es el llanto una forma de comunicarse? o, ¿Es una manifestación de dolor o de alegría?
¿Qué es el dolor?
¿Es amigo o enemigo?
¿Nos ayuda a madurar o nos aísla de las personas?
¿Es tratable?, ¿Tiene cura?, ¿Se puede evitar?
Las preguntas son muchas, las respuestas escasas.
Hay quienes sacan provecho del dolor y la tristeza transformándolos en libros, en canciones, en películas...
Hay quienes quedan encerrados entre el dolor y la tristeza y logran la liberación partiendo de este mundo...
Y hay quienes quedan en una especie de limbo, en donde deben luchar contra el dolor y la tristeza y contra esa voz que les dice "hazlo, ya nada importa".
¿Se podrá sobrevivir al dolor y la tristeza?
¿Dejará secuelas?
¿Podrá el amor, los amigos y la familia darnos esa protección que necesitamos para enfrentar al dolor, a la tristeza y a esa voz que nos dice "hazlo"?
¿Quién nos cuidará cuando nos quedemos solos y nuestra única compañía seas las cuatro paredes que nos rodean?
Las preguntas son muchas...
Las respuestas escasean...

domingo, 20 de febrero de 2011

“El Señor Oscuro ”


Ya no soy la misma, mi cuerpo ya no es el mismo. Me falta algo y lo estoy sintiendo. Es mi alma... él se la ha llevado... el Señor Oscuro me ha seducido y me ha quitado mi alma. Ya no tengo fuerzas para luchar contra él. Estoy bajo su dominio. Ya nada puedo hacer.
Todo ocurrió rápido... él no pierde tiempo... y yo no pude hacer nada...
Ya no soy la misma... algo en mi cambió... él se ha llevado lo más preciado, lo mas blanco y puro de mi ser... ahora debo acompañarlo... él me obliga a hacerlo... no hay otra salida... debo estar a su lado... él no dejaría que me escape... y yo en el fondo tampoco quiero alejarme de él. Debo reconocer que su aspecto oscuro y sus expresiones de enojo me resultan algo excitantes. Su vestimenta de cuero negro y esa máscara con la cual intenta ocultarse, han despertado en mi cierta curiosidad por saber quién es en realidad.
Pero... ¿ qué es lo me está sucediendo? ... ya casi no puedo reconocerme... me estoy dejando seducir por la oscuridad... me estoy entregando a su merced... no estoy haciendo nada para impedirlo... y eso lo favorece a él...
... He tenido sueños... sí, sueños extraños en los que él aparece.
Sueño que estamos los dos... solamente él y yo... sumergidos en la penumbra de la oscuridad... sueño que estoy en mi cama... confortablemente dormida... y él entra por mi ventana... siempre vestido de negro... con esa máscara que no deja ver su rostro...
él entra por la ventana... me observa dormir... no hace ningún ruido... sabe que el más mínimo ruido podría quebrar mi sueño y el encanto acabaría en ese mismo instante...
Allí está él... observándome fijamente... un gesto de ternura fluye de su rostro... eso le molesta, lo enfurece... y lo hace volver a su expresión de enojo y dolor. En el fondo él no es tan malo como aparenta... no puede hacerme daño... no quiere... hacerme daño.
Sigue observándome... se acerca a mí... muy lentamente... me observa... siente curiosidad... me ve indefensa... eso lo excita...
Cada vez va acercándose más y más... yo seguía dormida... él se había sentado muy lentamente a los pies de mi lecho. Le gustaba observarme... comenzó a acariciarme las piernas... muy suavemente... pero su vista seguía buscando mi cuerpo... su curiosidad lo hizo espiar por debajo de las sábanas... quería observar mi anatomía en su totalidad... lo que observó le gustó... una sonrisa oscura surgió de su rostro... ¿ qué le está pasando? ... se está dejando enternecer por un alma blanca... él no puede controlarse... me sigue observando... sus ojos se llenan de fuego... su cuerpo comienza a transpirar... sus manos quieren desnudarme... pero no lo hace... ese no es su estilo... prefiere observarme... acercar su rostro a mí... recorrer mi cuerpo son sus labios... recorrer mi vientre... mi cuello... mis brazos... todo... quiere acapararlo todo... y yo sigo ahí... inmóvil... sumergida en lo profundo de mi sueño... pero lo estoy sintiendo... siento sus manos... siento su calor... siento sus labios... se que nadie puede hacerme daño... sólo él... si así lo deseara... pero como dije antes... él no puede hacerme daño... él no quiere hacerme daño...
Sé que me sigue observando... ahora se ha acostado a mi lado... me susurra al oído... rodea mi cintura con su brazo derecho... no quiere que me escape... me quiere para él... y yo no puedo resistirme... o no quiero resistirme... me siento seducida por su extraña figura... por sus labios de fuego... me siento seducida por el Señor Oscuro... no se que me pasa... mi cuerpo no despierta... no responde... no puede pasarme esto a mi... no a mi... debo ser mas fuerte que él... no va a ganarme... no me dejaré ganar...
Ahora él controla mis sueños... se mete en ellos... los maneja a su antojo... hace su voluntad...
Lo estoy viendo... esta ahí... puedo verlo borroso... todo es confuso... es como una película, pero esto es real... supera toda barrera... yo sé que él lo hará... se llevará mi alma... y ahí si no podré escapar... seré de él para siempre... y no puedo... no quiero... hoy soy yo... y ¿ mañana? ... será otra alma la que él busque... nada lo conforma... siempre quiere más...
Lo sigo viendo... en mi sueño... una escalera... un gran salón... música de fondo... no puedo escucharla... no distingo lo que es... ahí está... bajando por la escalera... vestido de negro... sin su máscara... pero con una capa que tapa su rostro... ¿ Podré saber quien es en realidad? ... tengo miedo... sus ojos son profundos... me domina... y no puede contra él... todo lo que haga es en vano... él Señor Oscuro me tiene en su poder...
Sigo escuchando la música... ahora más fuerte... se me está acercando... me invita a bailar... me niego... me escapo... corro... pero él me atrapa... sus manos comienzan a rodear mi cintura... me acaricia por debajo de la ropa... está sintiendo mi piel... y le gusta sentirla... me besa en la frente... me da seguridad... pero no puedo ver su rostro... me hace bailar, mientras sus manos tocan mi cuerpo... no quiere dañarme... solo quiere que bailemos... me toma en sus brazos... mi cuerpo está contra el suyo... y yo lo estoy disfrutando... pero él no debe saberlo... eso aumentaría su poder... eso lo favorece...
Algo ocurre... su mano tiembla al tocarme... está nervioso... su lúgubre salón pierde la oscuridad... todo se empieza a iluminar... el Señor Oscuro no puede controlarse... ¿ Qué ocurre? ... está sintiendo... se está dejando llevar... no puede volver las cosas atrás... no hay cuenta regresiva... nunca hizo esto... ¿ me llevará con él? ... o ¿ Me dejará libre? ... algo le ocurre... está llorando... se está volviendo sensible... eso le molesta... no le gusta... lo debilita... el sueño acabó... con un dulce beso...
Yo sigo dormida... él sigue a mi lado... se está yendo... pero antes de irse... me besa en el cuello... y yo no pude fingir... he entregado mi alma... él la tiene... todo está perdido... no pude contra él... me rendí... me rendí antes que él... ya no hay escapatoria...

domingo, 23 de enero de 2011

“ Diciembre”


Hoy todo vuelve a su punto de origen…

Pareciera que algo o alguien no me dejara pasar… no me dejara seguir adelante…

Tu silencio no ayuda, aunque ya tu presencia se vuelve innecesaria…

Todos hablan de más, nadie entiende qué sucede… nadie me escucha en realidad…

No debería importarme pero los malditos siempre encuentran la manera de hacerme sentir mal…

Hoy todo vuelve a su punto de partida…

El cansancio y el hastío vuelven a ser protagonistas…

Mi cabeza sigue dando vueltas tratando de generar una idea coherente…

Maldición!!

Por qué¡?¡?¡?¡?

Sólo dime por qué…

 

Sigo dando vueltas sobre mi eje…

Trato de juntar los pedazos que me quedan… buscando la manera de unirlos para empezar de nuevo… otra vez…

 

Un recuerdo me invade… y mágicamente el recuerdo toma forma humana…

Tu voz… tu olor… tu ser… tu mirada tierna y profunda vuelve a tocarme la piel…

Mis fibras más íntimas se estremecen liberando mis suspiros mas profundos…

La noche se torna ideal… perfecta…. Utópica… iluminada por las estrellas que me observan desde la ventana y resguardada por tu mirada…

 

Estoy soñando?

No quiero que termine…

No quiero despedidas… no quiero promesas…

 

Si es esto un sueño… no me dejes despertar…

 

lunes, 27 de diciembre de 2010

“ Tan Casual ”


Tan casual e impredecible como el destino mismo, tu imagen se presenta ante mí causando en mi interior una revolución de sensaciones… un sinfín de emociones encontradas y contradictorias que bloquean mis sentidos.

No te das cuenta… no lo sabes… pero mi mirada día a día te busca… te llama… te espera… te desea…

Puntos de conexión… miradas que se encuentran… lugares comunes que nos unen…

Respiramos el mismo aire… miramos la misma hora… pisamos el mismo suelo… y no te das cuenta… no lo ves… no me ves.

Figuras geométricas y líneas infinitas dibujan mi pensamiento esperando encontrarte en algún lugar para que puedas darte cuenta lo que hay detrás de mis ojos…

Sin saber por qué y sin despedidas dejo de encontrarte en aquel mismo lugar…

Hoy pierdo tu rostro y dejo inconclusas mis fantasías…

Tan casual e impredecible como el destino mismo, tu imagen se presentó ante mí causando en mi interior una revolución de sentimientos… un sinfín de emociones que sin saber por qué hoy tengo que olvidar… 

lunes, 6 de diciembre de 2010

“ Una luz ”


Sentada a orillas del mar, contempla la tranquilidad… dejando que toda la pureza que el mar posee ingrese en su cuerpo… y lo llene de vida…

Sentada a orillas del mar… lamentaba los errores… el dolor… la tristeza… la angustia…

Dejando que el mar moje poco a poco sus pies…

 Sus ojos brillosos dejaban escapar poco a poco sus lágrimas… mientras ella, sentada a orillas del mar, dejaba que el viento roce sus cabellos…

La inmensidad del  mar, que era eterna, la hacía sentir minúscula… casi inexistente

Ella seguía ahí… sentada a orillas del mar… esperando que él llegue… ella sabía que llegaría… aunque todos decían lo contrario…

Sentada a orillas del mar… ella dibujo corazones rotos en la arena…

Sus lágrimas siguen cayendo… pero se le escapa una sonrisa al ver la sombra de quien ella esperaba…

Él había llegado…

Se sienta a su lado… seca sus lágrimas y la abraza…

Ella siente su protección… sabe que a su lado nada puede pasarle…

Entre tanta oscuridad puede ver una luz que la ayuda a seguir adelante…

Y todo se lo debe a él…

domingo, 5 de diciembre de 2010

“Las ultimas palabras”


 Te despertaste como todos los días. Te preparaste el desayuno, te vestiste y decidiste ir a la facultad a rendir tu examen final. 

Todo parecía tranquilo, como todos los días. Una vez rendido el parcial, buscaste a tus amigos para almorzar como lo hacían todos los días… no los encontraste… te tocó almorzar solo…

Comiste lo de siempre… un sándwich de jamón y queso con una gaseosa…

Saboreaste con gusto tu almuerzo… ese almuerzo que te preparas todas las mañanas antes de irte de tu casa.

Ya almorzaste… es hora de irte…

Guardas tus libros en tu mochila y ves algo que llama tu atención… es una carta… una delicada carta escrita por una chica a la que dejaste… una chica a la querías mucho… pero… pero que por cosas de vida decidiste dejarla.

Tu mente se llena de recuerdos, de olores, de alegrías. Se llena de fragilidades, de pasiones, de deseos…

Piensas que deberías llamarla para saber cómo está, pero en realidad no deseas saber cómo está… deseas verla…

Deseas verla porque la extrañas… porque estás arrepentido de haberte alejado de ella… pero en ese momento piensas que tal vez ella no quiere verte y quizás si tú vas a buscarla ella te echará… entonces tratas de recordar porqué la dejaste… qué cosas hicieron que te separaras de su lado… y tu mente está en blanco… no puede recordar por qué…

Solo recuerdas que la querías… la querías con locura… te desvivías por ella… a su lado nada mas importaba….

Decides dejar de pensar y corres a buscarla…

Todavía recuerdas su dirección… tantas veces la visitaste que ese recuerdo sigue latente en tu mente…

La espera se hace interminable… las cuadras que corres no parecen terminar… pero cada vez estás más cerca… te aproximas más y más…

Subes los escalones… tocas el timbre… la puerta se abre… es ella… la estás viendo… su rostro sigue siendo el mismo.

Le dices “Hola”  pero ella no parece escucharte… está por cerrar la puerta y tus reflejos reaccionan… colocas tu pie entre la puerta para evitar que ella la cierre… ella se asusta.

Nadie ve qué es lo que impide cerrar la puerta…

De pronto aparece un hombre con un bebé en brazos que acude al llamado de “mi amor” que ella hizo… la puerta se cierra… las cosas comienzan a tener sentido…

Ella se ha casado… pero ¿Por qué no te vio?... pronto sabrás la respuesta…

En el vidrio de la ventana de aquella casa ves una mancha en tu remera… te miras la remera y efectivamente hay una mancha roja a la altura de tu pecho…

Levantas tu remera y ves una cicatriz… apoyas tu mano en ella y una oleada de imágenes bombardea tu mente…

Recuerdas a ella en el accidente que casi le quita la vida…

También te recuerdas a ti llorando sin cesar por ella…

Recuerdas la sala de operaciones… recuerdas que diste tu corazón por ella… y que tus últimas palabras fueron “Deseo verla viva otra vez…” y todo cobró sentido.

martes, 30 de noviembre de 2010

“Esperando por nada ”


Es de noche… la ciudad duerme… y mientras eso ocurre vos y yo nos asomamos por una pequeña ventana que nos conecta a un “nuevo continente”…

Ninguno de los dos puede ver la cara del otro… pero ambos sabemos que el otro esta ahí…

Nos sentimos… no hay palabras entre nosotros… solo hay migajas… recuerdos que alguna vez nos llegaron a unir…

No se que es de tu vida… no sabes que es de la mía… pero mientras la ciudad duerme… vos y yo nos observamos… el uno al otro… sin emitir palabras… sin emitir sonidos…

Una parte de nosotros hace que nos extrañemos… pero ninguno de los dos la escucha…

Nadie quiere dar ese paso que lograría acercarnos…

Se que esperas que yo de señales… quizás una llamada… una palabra… o alguna excusa que me acerque a vos…

Pero de mi parte eso no ocurrirá…

Soy yo la que espera que reacciones… que emitas alguna señal… que me demuestres que vale la pena arriesgarse…

Quién de los dos bajará la guardia?

Quién de los dos hará ese llamado que tanto esperamos?

 

lunes, 29 de noviembre de 2010

“La Puerta ”


Sigo inmóvil… todavía mi cuerpo no responde… sigo parada frente a la puerta que se me cerró en la cara…

Siento que se abrirá en algún momento… pero tengo miedo… tengo miedo de lo que puede llegar a encontrar del otro lado…

Extiendo mi mano… deseo abrir esa puerta… el picaporte tiembla… mi mano retrocede… el temor me domina… y no puedo evitarlo…

Quiero dejar de mirar la puerta cerrada… deseo ver otra puerta… una nueva puerta que se abra para mí… pero…. Es inútil… cuando intento voltear la mirada hacia otro lado… mi mente… se llena de imágenes… recuerdos que se proyectan en mi mente… como una película… pero solo son imágenes que alguien se encargó de censurar… imágenes sin finales…

Me pregunto por qué sigo perdiendo mi tiempo… pero nadie sabe responderme… nadie me dice nadie me dice nada… y eso no me ayuda…

Quiero terminar con todo esto…

Voy a abrir la puerta…

Voy a dejar que el azar decida por mi…

Siento nervios… tengo un poco de miedo… mi corazón comienza a latir más rápido… mis

 Manos tiemblan… una lágrima se desliza por mi mejilla, todo mi cuerpo está nervioso…

mis dedos tocan el picaporte… está frio… casi congelado… pero no importa… voy a abrir esa puerta…

No puedo… esta demasiado dura y ya no me quedan fuerzas…

Algo llama mi atención…

Detrás mío hay una luz… una brillante luz que ciega mis ojos…

Trato de ver más allá de la luz… pero no puedo… intento acercarme… lentamente…

Voy acercándome de poco a poco… la luz desaparece… me acerco cada vez mas… ya no hay mas luz...

Una nueva puerta se abre…

Veo un bosque colorido… siento la fragancia de sus flores… huelo la frescura…

Detrás de la puerta descubro la alegría… la libertad… la tranquilidad… es como un paraíso… el lugar que siempre soñé…

Pero… no solo veo todo eso… también veo una mano que me invita a cruzar esa puerta… me invita a quedarme…

No se que hacer… no puedo seguir esperando que se abra tu puerta…

Pero… ¿ Si me equivoco?...

La nueva puerta comienza a cerrarse… debo decidir pronto… mis ojos se llenan de lágrimas… no puedo esperar más…

Camino hacia la nueva puerta… no estoy segura de lo que hago… sé que es una elección que me hará feliz… me acerco cada vez más… estoy casi dentro… pero algo me detiene… giro mi cabeza para ver tu puerta por última vez… algo ocurre… tu puerta se está abriendo… una sonrisa se dibuja en mi rostro… mi decisión esta tomada…

Ya no habrá dolor… ya no sufriré mas esperándote…

domingo, 28 de noviembre de 2010

“ Esta vez puede ser distinto… o no…”


Madrugadas reflexivas…

Pensamientos intensos que se repiten…

¿Estaré por equivocarme de nuevo?

No siento miedo… esta vez la posibilidad de equivocarme me resulta atractiva…

Intento ser correcta pero una parte de mi ser se revela… se niega a hacer lo correcto…

¿Qué está pasándome?

¿Me estoy volviendo una inconsciente?

¿O esta vez estoy siendo racional?

Los minutos pasan demasiado rápido, ahogando mi sentido común…

Esta vez puede ser distinto… lo presiento… o no…

Tal vez la historia vuelva a repetirse… sólo el tiempo lo dirá…

Pero algo me enciende y me obliga a caminar descalza sobre el fuego… sin miedo a quemarme… sin miedo a las cicatrices…

Sin que nadie más exista…

sábado, 27 de noviembre de 2010

”Nadie parece notarlo”


Despierto cada mañana sabiendo que debo ser fuerte… y eso me cansa… me agota…

Callar lo que pienso y disfrazar lo que siento me quita el aire…

Siento que estas cuatro paredes me aplastan… me confunden… me bloquean… me conocen… me acompañan… me lastiman…

La sensación se repite… y nadie puede entenderlo… no pueden notarlo… no quieren comprender lo que sucede en mí…

Eso duele… lastima… hiere…

Quiero correr y escapar de todo esto que me ancla a una realidad ficticia que mata mi tiempo y daña mis sentidos…

No comprendo qué es lo que estoy haciendo mal… o por qué ellos quieren hacerme creer que está mal…

Tampoco comprendo por qué no puedo salir de esta frágil burbuja…

Ellos no entienden… nunca lo harán…

Por qué tanto cuidado… tantas palabras si después me dejan a la deriva en medio de un tornado de maldad y desilusión…

Cada mañana despierto pensando que debo ser fuerte… eso me agota… me agobia… y nadie parece notarlo.

domingo, 14 de noviembre de 2010

" Solo quiero despertar"


Debería sentirme feliz… sin embargo siento un vacío y no se cómo llenarlo…
Quizás sea cansancio… quizás desilusión o tal vez desconfianza… desconfianza por no saber cuánto va a durar este oasis en medio del desierto…
Por primera vez siento que lo arruiné todo… y lo estoy pagando ahora… y con intereses…
Mis pensamientos me ahogan… no puedo liberarme de ellos… se acumulan… se procrean…
Ya no hay oídos que me escuchen… solo ojos que me leen… se que es mi culpa… me di cuenta tarde…
No se qué hacer… no se qué decir ni cómo superar todo esto…
No se qué hacer para dormir sabiendo que al otro día volverá a pasarme lo mismo…
A veces tengo miedo de despertar…
A veces sólo quisiera dormir…
A veces sólo quiero despertar de esta pesadilla.

sábado, 13 de noviembre de 2010

" Otra vez"


Otra vez…
Otra vez esa sensación invade mi cuerpo.
Es tan fuerte e intenso el miedo de que todo se desvanezca que no me deja ser libre… no me deja ser yo…
No tengo a quien recurrir para calmar este ardor… estoy a la deriva… nadie escucha mis gritos…
Nadie conoce mi dolor… nadie puede ayudarme…
¿Por qué? ¿Por qué ocurre todo esto?
Tengo ganas de llorar… tengo ganas de golpearme fuerte para saber si estoy todavía durmiendo.
Los hermosos momentos vividos se ven opacados por este miedo que me hace dudar si estoy dando los pasos correctos.
¿Por qué siento que me duele el alma?
¿Por qué siento culpa por buscar la felicidad?
¿Por qué nadie puede darme la mano y decirme que todo saldrá bien?
No puedo sola curar mi dolor…
Las señales se aparecen frente a mi, pero no se si es a mi a quien buscan…
Tal vez merezco todo esto, tal vez sea un castigo, una penitencia, un precio que debo pagar por lastimar las alas de mi ángel…
Me equivoqué, lo se… acaso no hay perdón?
Tengo ganas de llorar…
Tengo ganas de golpearme fuerte para saber si estoy todavía durmiendo…

viernes, 12 de noviembre de 2010

" Cayendo "


No puedo mantenerme en pie,
Cada paso dado está cargado de dolor, de dudas, de miedos…
No puedo evitar no caer…
Mis brazos ya no pueden sostenerme…
El abismo viene hacia mi… me respira en la nuca… me siente en su poder…
Y no está solo, porque ellos lo ayudan…
Ellos saben que no está bien, pero el deseo de destrucción los domina, los hace creer ser las criaturas más poderosas sobre la faz de la tierra
Todavía la luz me protege… me guía… me hace sentir inmune al dolor…
Me muestra sus revelaciones, aquellas que el Gran Oráculo tenía para mí y que yo no quise escuchar.
Aun sigo cayendo a un lugar horrible, que no conozco pero del que muchos me han hablado.
Tengo miedo, porque no se si el poder de aquella luz sea lo suficientemente poderoso para salvarme.
He perdido los valores… la noción de las cosas… la perspectiva… ya no tengo de qué aferrarme…
Solo cierro los ojos esperando que todo pase… arrastrando sus cabezas putrefactas, contaminadas por la más pura maldad…
Sigo cayendo, esperando que mi cuerpo se contagie de esa luz para que pueda una vez más llegar a la superficie…

domingo, 24 de octubre de 2010

" Tan solo un momento "


Tan solo un momento...                                                                                                                                     

y ese momento fue para mi una droga... una droga cuyos efectos todavía no han desaparecido...    

Aunque mi cabeza viva en otro tiempo y esté encapsulada bajo extraños mensajes, se me hace necesario recurrir a  tu imagen para mantener viva esa electricidad que me recorre...            

Sé que me quieres... lo puedo sentir... pero eres sumamente cobarde para amar... no se a qué le temes...

Tan solo un momento... y ese momento fue para mi una droga... una droga cuyos efectos todavía no han desaparecido...

domingo, 3 de octubre de 2010

"... Ya no ... "


Como un capricho del destino…
como una mala jugada de mi mente…
tu imagen se dibuja ante mi otra vez….
Ni el paso del tiempo, ni la distancia
pudieron borrar tu nombre… tu recuerdo…
aquella mirada que alguna vez encontró a la mia…
aquella sonrisa que hizo temblar mis manos…

Hoy puedo decir que tu recuerdo ya no me duele…
Mi mente no cuestiona lo que nunca fuimos… ya no pregunta…
Mi corazón ya no sangra de dolor…
mis letras no tienen tu nombre…
mis sueños ya no tienen tu cara…
Mi tiempo transcurre sin sentir curiosidad por verte…
no eres mi presente… ya no formás parte de mi ser…
solo eres un recuerdo, una marca en mi interior…
una esperanza opaca que se cubrió de telarañas…

Mi corazón y mi mente descansan en paz
porque en el pasado enterrado estás…



lunes, 12 de enero de 2009

“ El dolor ”


Despierto en la oscuridad
Tengo el corazón roto
Estoy gritando, estoy llorando
Me siento sola, me siento insignificante
Tu me dejas muriendo en el suelo
No vas a regresar...
Mis lágrimas fluyen por mi rostro
Voy a cortarme las venas

Estoy lista, cierro mis ojos
Los fantasmas me hablan
Por favor, sálvame de la oscuridad
Estoy llorando por ti
Todavía sigo esperándote
Tu nunca volverás a mí

Mataste mi amor, mis deseos, mi alma
Voy a cortarme las venas
Cuando veas mi sangre pensarás que yo era tu chica
Despierto, soy un ángel
Te veo desde el cielo
Estás llorando por mí
Mi corazón sigue contigo
Aun te sigo amando
Pero tus descuidos me mataron

Tu me dices “perdóname ”
Y yo te contesto “adiós ”

domingo, 4 de enero de 2009

“My lonelyness ”


When I close my eyes
I see my angel cry
The color has gone from my face
My heart is broken
Please tell me why
You make cry
Everything was a dream
Is time to say goodbye

The rose was dead in your hands
You are a slave of the guilt
I won´t begin again
I need my lonelyness

I open my eyes
The sky is grey
I never see the sun shine
Please runaway from me
I need my lonelyness
I need my fear
Please don´t touch me
Your hands turn me on

Please don´t hold me tonight
´cause I will try to forgive
it´s too late to lie to me
.. to late to love me...

I feel the cold in your eyes
I listen to my heart
I wait for a new change
I live in lonelyness.

“Alma Negra ” ( homenaje a The Crow )


Viviendo en la oscuridad como un cuervo,
Te ocultas de la luz, buscas la venganza
Esa venganza que guardas con recelo
Sabes que tu tiempo se acaba, no puedes esperar
La oscuridad te inspira, la oscuridad te libera
Tu espíritu libre vuela por el aire
Nada puede detenerte, el tiempo parece eterno,
No existen las distancias,
Los límites son de otro tiempo
El dolor que oprime tu pecho,
Te convierte en un ser frío y despechado
Carente de afecto, desilusionado del amor
Te ocultas de la maldad de este mundo efímero,
Podrido por la desconfianza,
Cargado de envidia e injusticia.
Vuela lo mas lejos que puedas,
Aléjate de este mundo y de su gente.
No te dejes seducir por falsos reflejos.
Los espejismos desvían tu camino
No escuches a los que te susurran al oído
Sólo quieren confundirte, no los dejes hacerlo.
Vuela, vuela alto
Aléjate lo más que puedas
No les hagas caso, ellos no comprenden tu dolor.

“Lejos mío ”


Destruyeron todo lo que tenía.
Le quitaron la vida, todas sus alegrías.
Ahora en su corazón solo hay rencor y dolor.
Ganas de morir y confusión.
Vive en un encierro, que la aleja de lo que quiere.
Pasa sus días en un maldito infierno.
Un infierno que le obligan vivir.
Las cosas ya no tienen sentido.
El mundo de cristal se ha desvanecido.
Las cosas ya no tienen sentido
Cada vez que me miras te siento lejos de mí.
No quiero que me pase a mí también
Siento miedo, tengo ganas de correr.
Los caminos se me cierran.
Nadie me ayuda, estoy indefensa.
Las cosas ya no tienen sentido
El mundo de cristal se ha desvanecido.
Las cosas ya no tienen sentido.
Cada vez estás más lejos de mí.
Voy a irme lejos,
Donde no sienta más dolor.
Voy a liberarme de este encierrocon o sin tu amor.

" Estigma "


Dolida y olvidada por su suerte, espera
Una excusa, un pretexto, una salida.
El dolor se ha instalado en su vida,
no lo puede arrancar,
Lo lleva como un estigma.
Dicen que todos tenemos un ángel guardián
¿ Qué diablos significa eso?
Si cada vez que lo necesitamos no está.
El tiempo pasa, el dolor crece
Y a nadie parece importarle.
Los sueños se mueren, los deseos se callan.
Hay corazones enfermos, hay corazones que sanan.
Deja ya de esperar, no podrás cambiar las cosas
ellos conocen tus fragilidades
es demasiado tarde para escaparte
tuviste la oportunidad y no la aprovechaste
¿ Vas a quedarte así?
Dolida y olvidada por su suerte, espera
Una excusa, un pretexto, una salida.
Dicen que todos tenemos un ángel guardián
¿ Qué diablos significa eso? Si cada vez que lo necesitamos no está.

“Como un Paranoico ”




Mírate, ya casi no puedo reconocerte. Todavía guardo el recuerdo de lo que fuiste.
¡Escúchate! Pareces un robot ¿Dónde quedaron tus sentimientos?
No te confundas, te estas volviendo paranoico.
Un nuevo bufón animará la fiesta.
Estás muy paranoico y no te das cuenta.
Nadie a tu alrededor te toma en serio.
Nadie puede querer a un paranoico.
Tus tonterías no te llevaron a ninguna parte... no puedes ocultar tu paranoia.
¿ Puedes darte cuenta de eso?
No lo creo, tu paranoia ha comido tu cerebro... si es que alguna vez tuviste uno.
Tan solo mírate, me das lástima, solo eres un pobre paranoico que no sabe sentir.
Crees que puedes lastimar a todos... y el único que sale lastimado eres tú ¡¿ Quién te crees que eres, pobre paranoico?!
Ya no me causas nada de compasión. No te la mereces.
Eres un paranoico, no eres el centro del mundo...
Eres un paranoico, y nadie podrá sacarte esa etiqueta.
¿Qué vas a hacer? ¿ Seguirás en tu extraño mundo sin sentido?
No se puede vivir como un robot.
Escúchame, todavía puedes cambiar.
Lee mis labios, no te comportes como un niño caprichoso.Si no quieres escucharme, lo entenderé... pero no te quejes cuando todos digan: “¡ Allí va el paranoico que no aprendió a querer!”

“La Pared ”























Ha pasado el tiempo... todavía no sé si quedan restos de lo que alguna vez sentimos... mi cabeza... aún proyecta imágenes que me obligan seguir recordándote... cada día que pasa... se me hace insostenible negarme... casi imposible
Trato de mirar hacia delante... pero es difícil... trato de ocupar mi mente en otra cosa... pero no puedo...
Hay veces en que quiero saltar la pared que construí para olvidarte pero... esa pared es demasiado resistente... y nadie puede saltarla... me pregunto... si todavía estás detrás de esa pared... quizás ya te has ido... tal vez ya me olvidaste...
Sigo mi camino... intentando no pensar en vos... las semanas transcurren... y las imágenes tuyas no me dejan en paz... trato de dormir... pero... todas las noches... sueño con la imagen de esa pared quebrándose... no sé si es una señal... o solo mi imaginación.
Salgo de mi casa, voy a caminar tratando de... ordenar mi cabeza... la ciudad está tranquila... las calles están desiertas... sigo caminando... mi cabeza no descansa... aún...
Veo una plaza... decido buscar donde sentarme y me quedo un rato allí... miro a mí alrededor... hay niños pequeños jugando... algunos se acercan... te sonríen... y vuelven a jugar... una brisa fría recorre mi cuerpo... abro mi bolso saco el suéter que me tejió mi abuela y me lo pongo... sigo mirando a mi alrededor... los niños... poco a poco comienzan a irse con sus padres... observo un extraño árbol... por lo visto es muy antiguo... logró llamar mi atención... saco una hoja y un lápiz de mi bolso... y empiezo a dibujarlo...
El sol se está yendo... la noche... está llegando... y mi dibujo queda por la mitad... me preparo para irme... pero algo hizo girar mi mirada... una pared... ¡sí!... había visto una gran pared en aquella plaza... me acerco un poco para verla bien... era una gran pared... decorada con pinturas hechas con aerosol y firmas... me acerco mas pero... está demasiado oscuro... y me voy... llego a mi casa un poco agitada... no podía dejar de pensar en aquella pared... era una locura... pero sentía que... del otro lado te iba a encontrar...
Me voy a dormir... pero no puedo conciliar el sueño... esa pared seguía en mi cabeza... y la idea de que del otro lado te iba a encontrar no me dejaba dormir... al otro día... cuando desperté... no podía mantener mi concentración... estuve distraída... en otro mundo...
Esa misma tarde... me decidí... y fui a esa plaza... cuando llegué... no había mucha gente... caminé un poco... hasta que la vi... ahí estaba tapada por algunos árboles... escrita con aerosol... decorada con extraños dibujos... era la pared con la que había soñado... me acerco lo más que pude... la recorrí con la mirada... tratando de buscar alguna puerta que me permita pasar al otro lado... nada... no había forma de pasar... los árboles no eran demasiados altos... y la pared no se podía saltar...
Me quedo ahí... sentada... apoyando mi espalda contra la pared... no recuerdo cuánto tiempo estuve ahí... creo que me dormí en algún momento... cuando desperté... todo estaba oscuro... y la gente ya se había ido...
Me levanto del suelo... tomo mis cosas... y decido irme... pero antes... apoyo mi mano en la pared... algo raro ocurre... siento una electricidad que recorre mi cuerpo... había sido como una descarga que había finalizado con la recreación de tu imagen en mi mente... mi corazón comienza a latir más rápido... un escalofrío recorre todo mi cuerpo... mis manos transpiran... y mis piernas... tiemblan... sentí deseos de derribar la pared... miro a mi alrededor... trato de buscar algún objeto que me ayude a romper la pared... lo único que hay a mi alcance... es una barra de hierro... pero... es muy pesada... haciendo un gran esfuerzo logro levantarla... doy un par de golpes contra la pared... no hay caso... la pared es muy resistente... mis ojos se llenan de lágrimas... nadie va a poder ayudarme... qué pensarían los demás de alguien que quiere derribar una pared por un presentimiento...
Lo mejor será olvidar aquella pared... no tenía sentido... las semanas pasaron pero... no pude olvidarme de aquella sensación... lo que me ocurrió cuando toqué la pared... no había sido mi imaginación... todo fue real... derribar esa pared era una locura... pero hasta que no vea con mis propios ojos lo que hay del otro lado no iba a tranquilizarme... conseguí una cuantas sogas... intentaría trepar la pared... y saltar al otro lado...
Otro día comenzaba... estaba decidida... está misma tarde saltaría la pared...
Fui a la plaza... llegué justo cuando la gente se estaba yendo... me acerco a la pared... estoy nerviosa... pero no voy a cambiar mi decisión...
Respiro profundamente... preparo las sogas... e intento subir... no hay forma... nada podía hacer... me sentí vencida... me siento... apoyo mi espalda contra la pared... y dejo pasar los minutos... mi idea había fracasado... no había otra solución...
Cierro mis ojos... el sueño me persigue... logra alcanzarme... y me duermo...
Todo lo ocurrido... fue un error... un gran error... creo que todo había sido una confusión creada por mi mente... nunca cruzaremos la pared ninguno de los dos... te olvidaste mí... y yo tendría que hacer lo mismo... me levanto del suelo... seco mis lágrimas y me voy... pero algo extraño ocurre... desde el cielo descendió un haz de luz sobre la pared... esa luz comenzó a tener cada vez más fuerza... hasta convertirse en un potente rayo eléctrico... poco a poco... la pared comenzó a quebrarse... lo que parecía una pared indestructible... se convertía en polvo de ladrillo... mi cuerpo estaba inmóvil... no podía moverme... lo que estaba viendo era increíble... la pared de a poco se abría por la mitad... todavía no podía ver nada... esa luz era muy potente y cegaba mis ojos...
Poco a poco la luz desapareció... y la pared tenía la abertura suficiente como para poder atravesarla...
Al fin iba a ver... el otro lado de la pared... pero... después de todo... no había sido una buena idea... perdí demasiado tiempo... ahora todo había sido en vano...
Pude verlo... ahí estaba él... acostado en el suelo... su piel estaba morada... no había signos vitales... sus dedos estaban en carne viva... podían verse sus huesos... de tanto rasguñar la pared...

“La Carta ”


Aquella historia ya era parte del pasado... no quedaba nada por decir... todas las palabras habían sido liberadas de esa cárcel... que era nuestra boca... en donde dejábamos prisioneros nuestros más profundos sentimientos...
Nos alejamos... tomando diferentes caminos... dando todo por perdido... pero el tiempo y la distancia no pudieron ocultar tu arrepentimiento... siempre había algo que te hacía volver... para tratar de componer las cosas...
Pero cada vez que te escuchaba... no podía creerte... no entendía porque te alejabas de mi lado...
No quería dejarte volver... solo te echaba la culpa...
Lograste que sintiera miedo hacia ti... y eso hizo que rompiera tu recuerdo pensando terminar de una vez...
El tiempo pasó... abrí mis ojos... me miro al espejo... mi vestido blanco está impecable... tomo mi alhajero buscando mi par de aros favorito...
Entre la bijouteri encuentro un sobre que nunca me animé a abrir... un sobre con una carta que nunca tuve fuerzas para contestar...
Rompo un extremo del sobre... abro la carta... pero... no creo que sea el momento para leerla... miro el reloj... se me está haciendo tarde... guardo la carta en su sobre... la dejo encima de la chimenea... más tarde la leeré...
Acomodo mi cabello... tomo el ramo de flores y me voy...
Al cerrar la puerta... la carta cae... poco a poco se consume con la intensidad del fuego... que ardía en la chimenea...

“Extraña Silueta ”


Luna llena... silencio... oscuridad... calma... acostada en mi cama... miro las paredes... oscuridad... sombras siniestras...
Un escalofrío recorre mi cuerpo... miro a mí alrededor... nada... mi ropa apilada tiene la forma de un Señor Oscuro... no quiero ver... intento dormir... un zumbido en mi oído me molesta... la montaña de ropa sigue ahí... parece que me mira... estudia mis movimientos... no quiero ver... aquella silueta... me asusta... miro hacia otro lado... cierro mis ojos... intento dormir... todo está en silencio... no hay ruido en la calle... mi cuerpo se relaja... algo cae sobre mis piernas... no quiero mirar qué es... le temo a esa silueta... no giro mi mirada... cierro los ojos... intento dormir... despierto a la mañana siguiente... siento algo extraño en mi cuerpo... miro mis piernas... ya no están...
Un círculo de sangre rodea mi cama... giro la cabeza... miro la pila de ropa... ya no era solo ropa tenía forma humana... tenía piernas... ¡eran las mías!... intento acercarme... lentamente... levanto su negra capucha... quiero ver su rostro... lo veo... él tiene mi rostro...
Me toco la cara con las manos... las miro... están empapadas de sangre...
Aquella extraña silueta... se alejaba con mi rostro y mis piernas... daba pasos lentos... por toda la casa... que aún hoy puedo escuchar...

“Eterno Dolor ”


No te puedo olvidar... todo lo intenté, pero no consigo sacarte de mi mente... he tratado de no pensar en vos... he intentado besar otros labios... pero todos me recuerdan a vos... he tratado de escapar... pero hasta el viento insiste en que te recuerde... mi cuerpo te extraña... mi boca te necesita... y mi corazón... llora por tu ausencia.
No puedo estar sin vos... no quiero estar sin vos... no soporto estar inmersa en este eterno dolor... que cada vez se hace más profundo...
Pienso en vos todo el día... te veo en todos lados... sueño con tu cuerpo junto al mío todas las noches... ¿ Estaré enloqueciendo?... no lo sé... el dolor es muy intenso como para poder pensar...
Te llevo clavado en mi corazón... nunca podré sacarte de mí... tengo una cicatriz con tu nombre... jamás se borrará...
Quiero que vuelvas... te necesito... mi vida sin vos es injusta... mi tristeza es tu castigo... tu crueldad me está devastando... ¿Es esto justo?... querer a alguien que te hace sufrir... ¿Es justo?... no lo sé... mi corazón no piensa... siente... mi corazón no obedece... insiste en quererte... mi corazón gobierna mi mente... hay una guerra en mi cuerpo... los dos insisten en que los escuche... ¿A quién debo escuchar?... ¿Al corazón o a la mente?... no lo sé... lo único que sé es que... si escuchara a mi mente... este poema no existiría... y ya no sentiría... este eterno dolor...

“Encerrada en tu recuerdo ”


No puedo ver nada... la oscuridad se adueñó de mis ojos... el viento frío golpea mi rostro... ¿Dónde estás?... ¿ No vendrás a salvarme?... intento caminar... pero no puede levantarme del suelo... mi cuerpo no responde... el viento sigue soplando... pero no siento mi cuerpo... y vos no estás acá... ¿No te das cuenta de que te necesito?...
Me libero de las ataduras que me impedían mover mi cuerpo... me dispongo a caminar... mi ropa rasgada se queda atrapada entre las ramas de los árboles... trato de encontrarte... pero es imposible... ¿Dónde estoy?... ¿Qué es este lugar?... miro a mí alrededor... sólo veo cadáveres... rostros tristes, sin cuerpo... miembros mutilados... mi respiración comienza a agitarse... mi corazón palpita con rapidez... no hay salida... todo está muerto... el único ser vivo... soy yo... estoy perdida... todo es oscuro y tenebroso... mi respiración se agita más y más... grito pero un nudo en mi garganta... ahoga mi voz... el olor a sangre ha logrado descomponerme... creo que estoy delirando... veo gente muerta bailando a mi alrededor, me tocan con sus manos putrefactas... gritan, se ríen, murmuran... pero... no logro entenderlos... no tengo fuerza, quiero dejarme caer... pero si lo hago... ellos me llevarán lejos... a un lugar de donde no podré volver... no recuerdo cómo llegué aquí... mi mente está en blanco... me acuesto en la tierra... cierro los ojos... y te veo a vos... puedo ver como convertiste mi luminosa vida... en un pantano de muerte y oscuridad... por tu culpa estoy aquí... te adueñaste de mi alma... y me encerraste... en tu mente... detrás de la puerta del olvido... en donde todo está muerto... vos querés que me quede... quieres que me muera aquí encerrada, pero no puedo... debo irme... de alguna forma... tengo que encontrar una solución... mi respiración cada vez es menos constante... el aire se acaba... mis manos se están poniendo moradas... mis labios están perdiendo color... no queda mucho tiempo... tengo que... dejar de pensar... tengo que actuar... debe haber algo que me salve de este sufrimiento... yo no pertenezco a este lugar... no tengo porque quedarme... una idea... quizás la última... llega a mi mente... es una idea dolorosa... pero es la única solución... ¿Qué elijo... un dolor eterno o un dolor momentáneo?... la respuesta es simple... ya lo decidí... además no me queda mucho tiempo... debo encontrar algo para eliminar mi dolor... veo algo... algo que brilla a lo lejos... ¡la tengo!... tengo la solución en mis manos... es peligrosa... pero tiene un brillo particular... mis ojos se llenan de lágrimas... mi cuerpo comienza a transpirar... mi corazón se acelera... mi pulso tiembla... mis sentidos se bloquearon... ¡basta!... esto debe tener su fin... no feliz... pero un final... la única forma de deshacerse de un recuerdo es matándolo... de esa forma quedará libre... y podrá seguir su camino... ¡Bang! ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ...

“El show había terminado ”


El show había terminado... de un minuto a otro, y sin poder hacer nada al respecto, volvía a sumergirme en el anonimato cotidiano...
Aquella noche... salí como lo hacía cada noche... hacía más frío que de costumbre... y las calles estaban más vacías de lo habitual...
Aunque era otra noche más... yo no era la de siempre... había algo en mi interior que me pedía a gritos que tuviera cuidado... pero... como siempre no quise escucharme...
Caminaba con precaución... mi cuerpo se movía lentamente... presintiendo una especie de energía nunca antes sentida... las calles estaban vacías... silenciosas... ni un alma caminaba sobre ellas...
Trataba de mostrarme tranquila... pero en mi interior... los nervios no me dejaban en paz...
Cruzo las vacías calles... el tránsito era nulo... no se veía ningún auto en toda la cuadra... y eso me sorprendió... el frío cada vez era más intenso... sentía mi cuerpo congelado... mi ropa ya no me daba calor... no entendía qué estaba ocurriendo... saco de mi bolso una moneda... me quedo en aquella esquina esperando el colectivo... los minutos pasaban y el colectivo no llegaba... algo extraño estaba pasando... pero no sabía qué era... seguía mirando a mi alrededor... todo estaba vacío... mi única compañía eran las luces de la calle... que permanecían encendidas... iluminando la tranquilidad reinante... y el colectivo no llegaba...
Cerré los ojos por un momento... tratando de pensar en algo que pudiera calmar mis nervios... pero en esa situación no había nada que pudiera relajarme...
Escuché un ruido que cortó mi meditación... miré a mi izquierda... no había nadie... traté de agudizar mi mirada... pero un gran apagón me lo impidió... de un momento a otro las luces desaparecieron... dejando un manto de oscuridad... que cubría por completo las calles...
Mi respiración comenzó a agitarse... los latidos de mi corazón se volvían incontrolables... mi cuerpo se paralizó... me quedé quieta... y ese ruido que había escuchado... lo sentía cada vez más cerca... más cerca... más cerca... ... ... el miedo que sentía me hizo cerrar los ojos con fuerza... ... el ruido había cesado... la calma estaba otra vez ahí... abro mis ojos lentamente... la luz había vuelto... abro un poco mas mis ojos... y veo... veo un gato negro... un pequeño gato negro de grandes ojos verdes... el gato está ahí... delante de mi mirándome... me acaricia la rodilla con su pata... y cuando voy a tocarlo... el gato deja salir una lágrima y se va... intento seguirlo... pero desapareció al doblar la calle... vuelvo a la esquina y una luz a lo lejos me indica que el colectivo está por llegar... ya llegó... frena... abre sus puertas y subo... saco mi boleto pero... la maquina expendedora no funciona... el chofer sin, sin mirarme, extiende su mano y me da un papel en blanco... me siento casi al final del colectivo... había solo cuatro personas viajando... ninguna hablaba... todo estaba silencioso... abro mi bolso... saco mi radio de bolsillo... me pongo los auriculares... y la enciendo... recorro todas las emisoras... no se podía escuchar ninguna... una interferencia bloqueaba todas las estaciones de radio... la apago... miro por la ventanilla... las calles seguían vacías... mi cuerpo estaba congelado... poco a poco se volvía de color morado...
Cerré mis ojos... el frío me impidió dormir... abro mis ojos... miro alrededor... solo había cuatro personas viajando... o podía entender qué estaba pasando... nadie mas subía al colectivo...
De repente... y sin motivo alguno... la velocidad del colectivo comenzó a aumentar... todo parecía una película en cámara rápida... una película donde todo ocurría en forma acelerada y poco previsible
Las ventanillas del colectivo empezaron a cerrarse... el viento casi congelante encontraba la manera de ingresar al vehículo... aún con todas sus ventanillas cerradas... no entendía nada... estaba viviendo una pesadilla real... ya no podía pensar en otra cosa...
Me levanté del asiento... me dirigí hacia la puerta de salida... toqué el timbre... pero no funcionaba... intenté abrir la puerta a la fuerza... le di patadas, golpes... pero no hubo caso... la puerta no se abrió... volví a mi asiento... mi cuerpo tiritaba de frío y mis ojos poco a poco se llenaron de lágrimas...
Miraba por la ventanilla del colectivo... pensando en dónde iba a terminar... pensando en mis afectos... creyendo que nunca los iba a volver a ver... las lágrimas de mis ojos se deslizaban por mis mejillas... no podía frenarlas... se escapaban de mis ojos...
La iluminación del colectivo perdía su fuerza... las luces amagaban a apagarse... hasta que de repente dejaron de jugar... y condenaron al vehículo a permanecer en oscuridad absoluta... la situación era terrorífica no había salida... le gritaba a los tres pasajeros que viajaban conmigo pero ninguno me prestaba atención...
Ellos mantenían la mirada fija hacia el frente... parecían como hipnotizados... me acerco a uno de ellos... pongo mi mano en su hombro... pero no voltea la cabeza... lo sacudo un poco para hacerlo reaccionar... y su cabeza sale rodando hacia los pies del conductor... retrocedí rápidamente... volví a mi asiento... no tenía escapatoria... nada podía hacer... solo quedaba esperar...
Miro por la ventanilla... veo gente que no conozco... gente llorando... gente diciéndome “adiós” con sus manos... el colectivo sigue su recorrido incierto... miro por la ventanilla... la gente sigue llorando... todo era una pesadilla... ... ... ... ... ...
Entre la gente comienzo a reconocer rostros... mi familia... mis amigos... mis amores... mis enemigos... personas que ya no están... me miran tristes... me despiden con lágrimas... y gritos de desesperación...
Me levanto de mi asiento me dirijo rápidamente hacia el conductor... intento ver su rostro... es alguien conocido... puedo verlo... detrás de esos lentes oscuros... y debajo de esa capucha negra lo veo... es él... mi peor pesadilla... mi recuerdo más oculto... me mira de forma insinuante... me invita a viajar con él... intento negarme... pero algo en mi quiere que lo siga... y es lo que voy a hacer... vuelvo a mi asiento... lo miro a través de los espejos... y mi mirada vuelve a ver por la ventanilla del colectivo... la gente me sigue despidiendo... las lágrimas se me escapan...
Miro hacia delante... el vehículo se dirige a un precipicio... del que parece imposible salir...
Antes de que caiga... aparece alguien a quien no logro reconocer... me espera en la ultima parada... antes del precipicio... una melodía la acompaña que me hipnotiza... y me bloquea... la mirada insinuante quedó atrás... el colectivo se quiebra... se abre en dos... me acerco a la abertura... veo la calle... tengo que saltar... pero no tengo valor... la música me sigue hipnotizando... cierro los ojos y salto... ... ... ... ... ... ... ... ...
Cuando despierto reconozco el lugar... es mi pieza... estoy en mi cama... rodeada de mis afectos... y de ese extraño chico tocando su melodía hipnotizadora... ...

jueves, 25 de diciembre de 2008

“El pasado, el presente y el futuro ”

















Nadie sabía dónde encontrarla...
Su silencio se había prolongado más de lo debido...
El pasado se había arrepentido de haberla dejado...
El presente se arrepentía de no cuidarla cuando pudo...
Culpa, rencor, dolor...
Ella no aparecía...
El pasado y el presente la buscaron
No dejaron lugar sin revisar...
Ella seguía sin aparecer...
El pasado y el presente buscaron respuestas en los recuerdos...
Pero ella se encargó de no dejar ninguno...
El pasado y el presente buscaron al futuro...
Pero el futuro era tan incierto que tampoco pudieron encontrarlo...
El pasado buscó dentro de sí mismo
Y comprendió sus errores...
El presente también buscó en su interior
Y comprendió el porqué de los hechos
Pero ambos, pasado y presente, sabían que era tarde para pedir perdón...
El pasado y el presente comprendieron que
Ella quiso escaparse de ambos...
Para escapar del pasado y del presente
Aceleró el tiempo... llegó al futuro
Tomó el camino más rápido...
El de ahogar al pasado y al presente
que en ella alguna vez vivieron
su cuerpo sin vida
fue encontrado en el fondo del mar...
el pasado y el presentese retiraron... no pudieron llegar a tiempo...

“El juego del amor ”



Un año mas ha pasado por mi vida,
Y todo parece indicarme que nunca voy a poder olvidarte.
Me despierto por las noches con lágrimas en los ojos sin saber qué me sucede.
Me encierro en mi pecera vacía y no pareces existir... pero al salir de mi encierro, todo vuelve... tú vuelves... transformando en imágenes mentales... que se repiten una y otra vez en mi cabeza.
Ya no soporto más esto... pero tampoco voy a hacer algo... porque aunque mi corazón te extrañe y te desee, mi cabeza no te perdona... nunca va perdonarte lo que hiciste... quizás no en esta vida...
No me mires con esa cara, sabes de lo que te hablo... no te hagas el desentendido, ahora las reglas del juego las pongo yo.
No mas compasión, no mas paciencia, no mas dulzura... ya no habrá nada mas de eso para ti...
Mi cabeza se cansó de todo y de todos... pero mi corazón... te sigue esperando... y te llama a gritos... pero esta partida... no la vas a ganar vos... la va a ganar mi cabeza...
¡ DATE POR PERDIDO!
Aunque me cueste una vida olvidarte lo voy a lograr.
Mis pensamientos ya no te pertenecen.
Aunque te extrañe mi corazón guardará silencio.
¡ SHHHHHHHH! Esto es solo un juego... un juego de amor.

“Maravillosa esta noche ”


Los primeros rayos del sol empezaban a asomarse por la ventana... ella... permanecía acostada... con los ojos cerrados... sin querer ver la luz del día... intentando reconstruir el sueño que le había hecho aumentar su temperatura corporal... daba vueltas en su cama... tratando de soñar con él... pero los rayos del sol se introducían en su habitación... quitándole la concentración matutina...
Decide salir de su cama... se prepara un ligero desayuno... busca su disco favorito... y lo escucha...
El sol poco a poco desaparece... un melancólico conjunto de nubes grises cubre por completo el cielo... la lluvia amenaza con aparecer... y el viento congelante no quiere cesar...
Ella... sentada en su sillón... mira por la ventana... disfruta el ruido de la lluvia cuando golpea contra el vidrio... se siente aburrida... y los días grises logran deprimirla un poco...
La lluvia seguía cayendo... los vidrios empañados no dejaban ver con claridad la calle... ella... con sus dedos dibuja siluetas sobre el vidrio empañado...
Los minutos pasaban y el aburrimiento no se alejaba de ella... la música seguía sonando... el ruido de la lluvia acompañaba la melodía... ahora el aburrimiento se convertía en sueño... los ojos cada vez se volvían más pesados... mirando por la ventana... ella se había quedado dormida...
Largas horas de sueño... la separaron de la realidad... acostada sobre el sillón... dejaba que su cuerpo se traslada hacia otra dimensión en donde su mente se separa de su ser... dejándola libre para alcanzar pensamientos abstractos... y pasiones ocultas...
Dormida... su cuerpo comienza a estremecerse... se mueve de manera lenta... como si alguien estuviera acariciando sus puntos débiles... suaves sonidos salen de su boca... producto de la intensidad del sueño
El clima placentero y relajante se ve interrumpido por un sonido... (¡ring!) que quiebra por completo aquel excitante sueño...
Ella abre los ojos... su rostro se ilumina... era el llamado que esperaba... se arregla el cabello... se acomoda la ropa... y atiende el teléfono... su rostro pierde color... la alegría que aparecía marcada en sus facciones... había desaparecido... la conversación finaliza... ella... totalmente pálida... toma entre sus manos el vestido de fiesta que había planchado... y lo tira al piso... desanimado... y con una gran angustia... se acuesta nuevamente sobre el sillón...
La música se repetía una y otra vez... acompañándola en su llanto... la lluvia no dejaba de caer y el viento seguía soplando...
La fiesta había comenzado... ella seguía acostada sobre el sillón... con sus ojos llenos de lágrimas... y su vestido de fiesta arrugado sobre el piso... el teléfono comienza a sonar insistentemente... ella no quería atender... el teléfono seguía sonando... hasta que de un momento a otro... no sonó más...
La fiesta estaría en lo mejor... y ella estaba pasando por su peor momento...
( timbre)... al escuchar el timbre... ella mira con cara de sorpresa hacia la puerta... pero no quiere abrir... (timbre)... (timbre)... la insistencia la hizo cambiar de opinión... sin secarse las lágrimas... se levanta del sillón... se dirige hacia la puerta... y la abre... no era quien esperaba... pero era alguien que la hace sentir bien... su mejor amigo...
él la mira... su cara muestra enojo... le duele verla así... ella baja la mirada... da media vuelta... se deja caer sobre el sillón... él abre el placard... busca su ropa de fiesta... encuentra algo bonito... y se lo da para que se vista... ella dice “no” con la cabeza... él la va a buscar... la hace sentarse... y comienza a sacarle la ropa... ella con su cara totalmente desarmada... ve caer su ropa por encima de su cuerpo... él no puede seguir... le tiemblan las manos... no cree estar haciendo lo correcto... ella nota algo extraño en él... lo detiene... toma la ropa que él le eligió y se va al baño...
Los minutos pasan... él está nervioso... “ ¿ Me veo bien? ”... le dice ella... él lentamente se da vuelta... gotas de sudor recorren su mente... se mueve lentamente... la ve... sus ojos se llenan de lágrimas... ella le sonríe tiernamente... “ Estas maravillosa” le dice él...
Una vez vestida... él la maquilla... peina su largo pelo... se queda mirándola... “ ¿ Te sientes bien? ” le pregunta ella... “ Estoy de maravilla”...
Termina de arreglarla... ella lo abraza... él la mira fascinado... “¿Vamos?” le dice ella... él prepara las llaves del auto... y juntos van a la fiesta...

“ Muelle esperanza ”


Ahí está ella... sentada... serena... contemplando el mar en su totalidad... su rostro refleja una sensación de paz... sus ojos transmiten esperanza... ella sigue allí... esperando que el mar le devuelva el amor que se llevó... el viento sopla... las horas pasan... y a ella parece no importarle... todos los días, a la misma hora... se queda ahí... esperando el regreso de aquel amor... que le prometió volver. Nada le interesa... lo ha dejado todo... por esperarlo, no sale de paseo... no quiere volver a enamorarse... no deja que nadie entre en su corazón... todos dicen que está loca... todos dicen que no puede esperar a un amor que no sabe si volverá... pero ella no los escucha... ella solo le hace caso a su corazón... los días pasan... uno a uno... y ella cada vez siente mas cercano el regreso de su viejo amor...
Sigue ahí... sentada... ajena al mundo... distante... lleva puesto el mismo vestido que tenía el día en el que él se fue...
Todos los días peina su cabello... maquilla sus ojos... perfuma su cuerpo... y espera... en la inmensidad del mar ve barcos... pero ninguno trae a su amor de regreso... ella no pierde las esperanzas... sigue esperando... pasaron varios años... ella ya no era la misma... su cabello desteñido... había perdido su fuerza y su brillo... su rostro... ya no transmitía esa sensación de paz... esa paz... se había transformado en amargura... en dolor... sus ojos ya no transmitían esperanza... se llenaban de lágrimas... cada vez que miraban el mar... pero no se rendía... todos los días... estaba ahí... sentada en el muelle... con su ropa rasgada... a la espera de su amor... cada ocaso que ve... es un día menos en su vida... cada amanecer que presencia... es el comienzo de un día cargado de dolor... y de espera incierta... dicen que el tiempo lo cura todo... pero también dicen que el amor es mas fuerte...
¿Quién nunca esperó por amor?... ¿Quién no espera por amor en este momento?... los años transcurridos... comenzaron a jugarle en contra... su fuerza... empezaba a debilitarse... ya nunca podría ser como antes... y su amor... no volvía... sumergió sus pies en el agua... observó la tranquilidad del mar... pero algo extraño flotaba en el agua... movió sus pies para poder acercar aquel objeto... era botella... una botella de vidrio... cuyo contenido no podía verse... la tomó en sus manos... quitó el corcho... y entendió todo... la botella contenía en su interior una foto de ella... una foto sacada el día de la despedida... y una carta que decía...
“ Mi amor siempre será profundo como la inmensidad del mar”... ella guardó la carta junto con la foto... y volvió a su casa...

“Manteniéndome Real ”



Oscuridad... siniestra oscuridad que me alteraba...
Todo parecía muerto... y ahí estaba yo... manteniéndome real... entre tanto horror...
El día era gris... podía verlo desde mi ventana... el viento que corría era helado... podía sentirlo atravesar mis frazadas... y el silencio era infinito...
Acostada en mi cama... me refugiaba bajo las sábanas, tratando de robarles un poco de calor para entibiar mi cuerpo...
Con mis ojos cerrados... trataba de recordarte, pero no podía recrear tu imagen... mi corazón latía aceleradamente, sintiendo el miedo de que algo malo había pasado...
El frío era tan intenso... que me impedía pensar... sentía miedo... dolor... angustia... tristeza... mi cuerpo experimentaba toda clase de sensaciones y no entendía por qué...
Fuertes sonidos retumbaban en mi cabeza... una canilla que gotea... ruidos de pasos acelerados... agujas de relojes... cada uno de esos ruidos penetraba en mi cabeza como un puñal, haciendo doler todo mi interior...
Dolor... punzante dolor que oprime mi pecho... punzante dolor que no deja pensar en otra cosa que no sea en venganza...
Punzante dolor tramposo y manipulador...
Mi cuerpo está inmóvil... petrificado... como si quisiera imitar a una estatua de yeso... mis ojos llorosos, inundados de ira, titilan como luces intermitentes... laten como si fueran a explotar... mis manos temblorosas cobran vida y me invitan a destrozar todo lo que tocan...
Mi cabeza... perturbada y cansada... no deja de proyectar pensamientos oscuros teñidos de odio y rencor, causados por tu repugnante persona... aquella persona que nunca debió haber vuelto implorando compasión... palabra que nunca perteneció a tu diccionario.
Mi vista comienza a nublarse... ya no puedo ver las cosas con claridad... mi temperatura corporal está disminuyendo... mi corazón cada vez late menos... mi estado es crítico... me estoy muriendo... pero no me iré sin saldar mi deuda...
¡¡¡ Baaaaannggggg !!!
¡¡¡ Ahhhhhhhhhhhh!!!
...............................................................................
Oscuridad... siniestra oscuridad que me alteraba... todo parecía muerto... y ahí estaba yo... manteniéndome real entre tanto horror...

" Ella "


Ella sigue sentada bajo la lluvia, esperando lo que nunca vio llegar... Él sigue con aquella amarillenta hoja vacía, pensando qué escribir... Ella camina... pasea y recuerda esos olores, esos colores que alguna vez le arrancaron una sonrisa Él revisa si su teléfono aún tiene tono, mientras Ella se cambia de ropa frente al espejo... Los dos miran la hora, pero saben que nada ocurrirá... Ellos no se ven, pero saben que el otro existe... Ellos no se hablan, pero saben lo que piensa el otro... Ellos no se miran, pero ven por los ojos del otro... Ella ríe, llora... juega con sus manos... Él abre una vieja caja llena de cartas que nunca entregó... Ella escribe sobre el vidrio empañado... Él escucha viejas canciones tirado en su sillón favorito... Ella vuelve a mirar la hora... apaga la luz... y se va a dormir... Él comienza a escribir su carta... coloca un nombre de mujer y su carta empieza diciendo : " Cierra tus ojos... voy a contarte... algo que nunca... te dije antes... "

" El Despertar "



Abrí mis ojos... desperté en un lugar oscuro... silencioso... uno de esos lugares donde nadie puede escapar... porque ese lugar, nos espera todo el tiempo que haga falta... Desperté confundida... con frío y sin comprender qué pasaba... todo parecía extraño... era como el despertar de un sueño muy profundo... me sentía débil... vacía... con el alma congelada... intentaba levantarme de la tierra... pero una fuerza incontrolable me lo impedía... intentaba levantarme una y otra vez... pero la debilidad de mi cuerpo me impedían mantener el equilibrio y me hacía caer... Miraba a mi alrededor... no encontraba nada con qué sostenerme... sólo había tierra y piedras por todos lados... con mis manos completamente desgarradas casi sin piel, con uñas totalmente podridas y con la poca fuerza que me quedaba comencé a llenar mis bolsillos con piedras... puse una.. otra y otra hasta que ya no quedó mas espacio en ninguno de los dos... lenta y cuidadosamente me levanté de la tierra... tratando de mantener el equilibrio... no tenía fuerza y me sentía mareada poco a poco experimenté lo que era caminar... sentía que hacía mucho tiempo que mis pies no pisaban suelo firme... dando pasos cortos y lentos, comencé a desplazarme por aquel oscuro lugar... Caminaba... caminaba y caminaba... sin poder encontrar a nadie que me ayude... y sin encontrar un lugar a donde ir... agobiada... angustiada y cansada, me acosté sobre un tronco y me dormí... fue inexplicable la cantidad de imágenes que aparecieron a penas cerré los ojos... vi lugares... personas... colores... me vi en una vida anterior... rodeada de gente buena, de gente mala y de alguien que hacía mucho que no veía... De repente todo terminó... desperté con lágrimas en los ojos y con una fuerte presión en el pecho... sentía que debía ir a un lugar... pero una fuerte puntada en mi cabeza me impedía pensar... Traté de dormir otra vez... pero esas imágenes no me dejaban en paz... Me levanté y comencé a caminar sin rumbo fijo... pero con una extraña sensación... caminaba... caminaba... y caminaba, recordando calles... recordando atajos... sintiendo que esta locura estaba llegando demasiado lejos... pero para que todo esto terminara, debía seguir el rumbo que me marcaban esas imágenes... Me dejé llevar por mi mente... y ella misma me llevó a la puerta de una gran casa... una casa que sentí haberla visto antes... pero no la recordaba... Intenté abrir la puerta, pero estaba cerrada... comencé a caminar alrededor de la casa buscando alguna ventana por donde poder entrar... La desesperación me estaba consumiendo... solo veía ventanas cerradas y muchos árboles... me acosté sobre el pasto... miré hacia el cielo... y ahí la vi... una gran ventana abierta en el segundo piso de aquella casa... me acerqué a el árbol más próximo... me subí para poder acercarme a esa ventana... subí... subí y subí hasta que llegué... entré... y caminé por toda la casa, tratando de comprender porque llegué a ese lugar... Era una casa grande... llena de cuadros... llena de fotos... recorrí cada pasillo... todo estaba silencioso... hasta que un llanto rompió la calma... Ese llanto cada vez era más intenso... trataba de seguirlo... pero no podía saber de dónde venía... no lo encontraba... Lo busqué por todos lados, hasta que lo encontré... venía de uno de los cuartos... me acerqué... la puerta estaba entreabierta... y ahí lo vi... era un chico que lloraba desconsolado con la foto de una mujer entre sus manos... ese chico no dejaba de acariciar esa foto, no dejaba de llorarle... Entre sus lágrimas de dolor podía escuchar sus súplicas... no dejaba de hablarle a esa foto pidiéndole que vuelva... algo raro me ocurría... sentía un fuerte dolor en el estómago... me sentía muy mal... me acerqué al espejo... no podía creer lo que veía... el color morado de mi rostro comenzaba a desaparecer... todo mi cuerpo se reconstituía... mis uñas podridas comenzaban a sanar... mi piel desgarrada se regeneraba... dejaba de ser una muerta... para volver a la vida... Cerré mis ojos y recordé todo... esa casa era la de un viejo amor... Con los ojos cerrados y con una emoción inexplicable dentro de mi pecho... sentí una caricia conocida... abrí los ojos y ahí estaba... mi viejo amor... sequé sus lágrimas con mis manos y calme su llanto con un beso... un beso tan profundo como el mar... Pero algo no estaba bien... mi piel se volvía morada... mis uñas se volvían a pudrir... mi sombra desaparecía... estaba muriendo... otra vez Una extraña luz me buscaba... tenía que irme... tenía que volver a mi lugar... a la oscuridad... a la tierra... al silencio... Pero algo impedía mi viaje eterno... porque... aunque estaba muerta... vivía en el corazón de aquel viejo amor que no me olvidaba, que no me dejaba ir... Convertida en una zombi... con lágrimas de dolor... te pedí que me olvides... que me borres de tu corazón... que me dejes de pensar... que rompas los recuerdos... me miraste dolido... pero entendiste que me tenías que dejar ir... me estaba transformando en un monstruo... que nada se parecía a aquella chica que alguna vez quisiste... Con dolor e impotencia rompiste cada foto mía que guardabas... cada objeto que me regalaste... cada carta que me escribiste... borraste todos los recuerdos que nos unían Aquella luz que me buscaba... tomaba la forma de un ángel... un ángel que me guiaría durante mi viaje pero no me iría sin darte las gracias... y sin darte mi despedida... De mi pequeño cuerpo salieron alas... ya podía volar... ya podía irme... sabiendo que ningún recuerdo nos une... solo quedan los momentos compartidos... Mi tiempo terminó... mi ángel me espera... poco a poco voy alejándome... una gran luz me hace desaparecer... una luz potente que cega y te hace dormir... Cuando despiertes... todo habrá sido un sueño... y para cuando despiertes yo estaré descansando, mirándote desde un lugar muy lejano donde alguna vez nos volveremos a encontrar.

“Despertar ”


Había despertado... todo seguía igual... miraba a mí alrededor... todo parecía inmenso... o yo me sentía demasiado pequeña... podía percibir la paz por doquier... esa paz frágil... delicada... como un cristal... que tiende a quebrarse ante la más mínima rajadura... Cuidaba con recelo aquella paz... resguardándola de todo aquello que pudiera quebrarla... dándole toda mi atención para hacer que perdure por sobre la infinidad del tiempo... Me sentía expectante... experimentaba sensaciones nuevas... pero también sentía miedo de que aquel cristal pudiera cortarme las manos... Esa paz me obligaba a tocarla... me obsesionaba con ese brillo... se convertía en un objeto de valor... imposible de no tocar... no pude resistirme y tomé esa paz entre mis manos... ese brillo me encandiló... no podía quitarle mis ojos de encima... era MI paz y no quería que nadie la tocara... En un estado de paranoia, me aferré a esa paz cristalizada con todas mis fuerzas... la apreté tanto que aquel cristal que tanto cuidaba se había roto... Con lágrimas en los ojos lo arrojé al piso... mis manos ensangrentadas goteaban gota tras gota... Aquella paz que tanto cuidaba me había traicionado... me había lastimado de la forma más cruel... y sin merecerlo... Ya nada iba a ser igual... La paz había quedado destruida... Los pedazos dispersos jamás volverían a juntarse.